Desde Pekín (AFP)

Reactor chino de Taishan cerrado finalmente tras su incidente con combustible

El operador chino CGN anunció este viernes el cierre "por mantenimiento" de uno de los dos reactores de la central nuclear EPR de Taishan en China, que había sufrido un desperfecto hace un mes y medio despertando temores de una fuga de radiactividad.

China, nuclear, energía, Francia
La central nuclear EPR de Taishan en China, el 8 de diciembre de 2013 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El operador chino CGN anunció este viernes el cierre "por mantenimiento" de uno de los dos reactores de la central nuclear EPR de Taishan en China, que había sufrido un desperfecto hace un mes y medio despertando temores de una fuga de radiactividad.

"Tras conversaciones entre personal técnico francés y chino, la Planta de Energía Nuclear de Taishan (...) decidió cerrar la unidad 1 por mantenimiento", afirmó China General Nuclear Power Group (CGN) en un comunicado.

La empresa nuclear francesa Framatome anunció el mes pasado un "inconveniente de funcionamiento" de la central, después de que la cadena estadounidense de noticias CNN informara de un posible escape radioactivo en la planta.

Pero Framatome indicó luego que la central estaba "en su dominio de funcionamiento y de seguridad autorizado".

noticia
La central nuclear EPR de Taishan en China, el 8 de diciembre de 2013 (AFP/AFP/Archivos)

La central de Taishan, puesta en marcha en 2018, fue la primera en todo el mundo en operar un reactor nuclear EPR de última generación, un diseño con agua presurizada que ha sido objeto de años de retraso en proyectos europeos similares en el Reino Unido, Francia y Finlandia.

La planta china se encuentra en una zona costera de la gran provincia de Guangdong (sur), la más poblada del país, a unas decenas de kilómetros de los territorios semiautónomos de Macao y Hong Kong.

En su momento, China relativizó los riesgos y explicó que los niveles de radiactividad en la central eran normales.

El ministerio chino de Medio Ambiente y la Autoridad de Seguridad Nuclear indicaron que hubo un alza de la radiactividad en el interior de uno de los reactores provocada "por unas cinco barras de combustibles dañadas".

Este fenómeno fue calificado de "común" por las autoridades, debido a "factores incontrolables" durante los procesos de fabricación, transporte o instalación en la central.

- "Parámetros admisibles" -

Las barras de combustible contienen pastillas de uranio y proporcionan la energía que hace funcionar a un reactor nuclear.

Según CGN, el cierre de la planta no tiene que ver con peligro inminente: los daños en el combustible "continúan en los parámetros admisibles de las especificaciones técnicas" y el reactor podría haber "seguido funcionando de manera estable".

El objetivo del cierre es "encontrar la causa de los daños que afectan al combustible y reemplazar el dañado", de acuerdo con el comunicado de la empresa.

Lanzada en 1992, la tecnología EPR es considerada una joya del sector nuclear francés y fue desarrollada por el grupo francés Areva y el alemán Siemens en el marco de su filial conjunta, aunque luego la compañía germana se retiró.

La compañía francesa EDF tiene el 30% del paquete accionario de la central de Taishan. El operador chino CGN posee el 70% restante.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos