Desde Madrid (AFP)

Primer paso hacia la Europa energética: romper el aislamiento de España y Portugal

La idea de una Europa de la energía recibió un impulso este miércoles en una cumbre franco-lusa-española en Madrid, destinada a unir la península ibérica y sus importantes energías renovables con las redes europeas.

España, energía, Francia, Portugal, diplomacia, electricidad, petróleo
Dos operarios simbolizan la nueva conexión eléctrica entre España y Francia ante el primer ministro galo, Manuel Valls (centro), Mariano Rajoy y Miguel Arias Cañete, el pasado 20 de febrero en Montesquieu des Alberes, al sureste de Francia - AFP/Pool/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

La idea de una Europa de la energía recibió un impulso este miércoles en una cumbre franco-lusa-española en Madrid, destinada a unir la península ibérica y sus importantes energías renovables con las redes europeas.

Preocupada por su gran dependencia de Rusia para su suministro y por la enorme factura energética, la Comisión Europea presentó el 25 de febrero una estrategia para crear un mercado integrado de la energía.

Sus objetivos: hacer los suministros más seguros por medio de la solidaridad entre Estados miembros, rebajar los precios gracias a la competencia y reducir la emisión de gases de efecto invernadero desarrollando las energías renovables.

Una semana después, el presidente francés François Hollande y los jefes de gobierno portugués, Pedro Passos Coelho, y español, Mariano Rajoy, se reunieron en Madrid para concretar esta estrategia desarrollando las conexiones que saquen a la península ibérica de su aislamiento de Europa.

noticia
Unos generadores del parque eólico de La Veleta, situado en la localidad castellano-leonesa de Monasterio de Rodillo, cerca de Burgos, en una fotografía tomada el 28 de marzo del año 2011 (AFP/AFP/Archivos)

"Hoy hemos iniciado un proceso único de convergencia regional en energía y me gustaría ver cada vez más (procesos similares) en toda Europa", afirmó el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, gracias a cuyo plan de inversiones estratégicas, que prevé movilizar 315.000 millones de euros en tres años, se financiarán estas iniciativas.

La cumbre definió varios proyectos, que falta aún por concretar, incluido un cable submarino entre España y Francia a través del golfo de Vizcaya y dos que cruzarán los Pirineos.

Estas interconexiones permitirán exportar energías renovables cuando haya picos de producción en España y Portugal y también importar electricidad cuando la producción caiga por falta de viento o de sol en esos países.

La red eléctrica de Portugal, que cubre más del 25% de su consumo con energías renovables, está bien enlazada con España y lo estará aún mejor en 2016 con la apertura de una nueva línea de alta tensión.

En cambio, España está mal conectada con Francia y se queja de ello desde hace años. Este aislamiento le impide rentabilizar las inversiones en energías renovables (17% de su producción).

- Llevar gas de Argelia a Europa -



También se acordó en la cumbre una mejor conexión de España a la red de gasoductos franceses, y al resto de Europa, mediante la reactivación de un antiguo proyecto, denomindo MidCat, que unirá la región española de Cataluña, en el noreste, con el sur de Francia.

"Vamos a comenzar los estudios necesarios para ver cómo podremos pasar a esta segunda fase de la obra", afirmó Hollande.

España quiere ser reconocida como una plataforma energética de importancia estratégica para Europa con el gas que importa de Argelia por gasoducto y sus seis terminales metaneras para el gas natural licuado importado de otras partes del mundo, explica Gonzalo Escribano, experto del Instituto Real Elcano de estudios estratégicos.

Con "una interconnexión entre España y el resto de Europa, disminuiría la vulnerabilidad y la dependencia que tiene Europa respecto al gas de Rusia", había dicho el miércoles el ministro de Industria y Energía español, José Manuel Soria, a la radio pública española.

Para hacer avanzar este tema, Madrid en 2014 consiguió que se nombrara exministro de agricultura Miguel Arias Cañete como comisario europeo de Energía.

El Alemán Günther Oettinger, "el último comisario estaba más preocupado por intentar hacer un Transcaspiano hacia Turkmenistán que por solucionar las interconexiones en los Pirineos y eso no tiene absolutamente ningún sentido", afirma Escribano.

Madrid ha considerado durante mucho tiempo que Francia quería proteger su industria nuclear y sus monopolios públicos de distribución frente a la competencia extranjera, explica el experto.

Así, fueron necesarios varios años para doblar la capacidad de una línea de alta tensión entre Cataluña y la región francesa de Perpiñán.

Incluso después de su inauguración la pasada semana, la capacidad de interconexión de España sólo representa un 3% de su capacidad de producción eléctrica, lejos del objetivo del 10% fijado por la Comisión Europea para 2020.

La península ibérica es sólo uno de los frentes de la unión energética: las islas de Malta y Chipre, por ejemplo, no están conectadas a la red europea y seis países de Europa del Este (Bulgaria, Estonia, Finlandia, Letonia, Lituani y Eslovaquia) dependen totalmente de Rusia para su suministro de gas.

#España #Energía #Francia #Portugal #Diplomacia #Electricidad #Petróleo


Te puede interesar


Quantcast