Desde Roma (AFP)

Preocupación y cautela de los inversores por la victoria de Meloni en Italia

Los inversores oscilaban este lunes entre la preocupación y la cautela tras la victoria de la líder posfascista Giorgia Meloni en las elecciones legislativas de Italia, preguntándose sobre su capacidad para garantizar la estabilidad económica y política del país.

Italia, política, economía, elecciones, gobierno
Las primeras páginas de los principales diarios italianos informan de la victoria de Hermanos de Italia, el partido liderado por Giorgia Meloni, en las elecciones legislativas, una imagen tomada el 26 de septiembre de 2022 en Roma - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Los inversores oscilaban este lunes entre la preocupación y la cautela tras la victoria de la líder posfascista Giorgia Meloni en las elecciones legislativas de Italia, preguntándose sobre su capacidad para garantizar la estabilidad económica y política del país.

El desafío ahora es el de tomar el relevo del economista Mario Draghi, jefe de gobierno saliente, quien ha sido el garante de la credibilidad de un país considerado inestable.

La Bolsa de Milán cerró la jornada con una subida de 0,67%, el mejor rendimiento de los mercados europeos, mientras el tipo de interés de los bonos a diez años de Italia aumentó hasta el 4,52%, el más alto desde octubre de 2013.

Se trata de un claro reflejo de las preocupaciones de los inversores sobre la enorme deuda del país. El "spread", es decir, la brecha entre la tasa de referencia de los bonos a diez años entre Alemania e Italia, aumentó un 6,65% a 235 puntos.

noticia
Mario Draghi, con gesto serio durante un debate en el Senado italiano sobre la crisis de su gobierno, el 20 de julio de 2022 en Roma (AFP/AFP/Archivos)

"Es un aumento moderado. Los mercados están a la espera para ver qué pasa, quieren saber qué tiene en mente Giorgia Meloni antes de reaccionar", explicó a la AFP Nicola Nobile de Oxford Economics.

"Los inversores estiman que mantendrá el statu quo y no creará grandes turbulencias en la política fiscal. Pero si pasa la raya en materia fiscal, reaccionarían con mucha fuerza", advirtió.

La victoria de la extrema derecha no ha sido una sorpresa para los mercados, que se interrogan más sobre el margen de maniobra que gozará Giorgia Meloni cuando asuma el cargo de primer ministro, hacia finales de octubre.

Su partido, Hermanos de Italia, obtuvo más del 26% de los votos, según los resultados provisionales. Con la Liga (antiinmigración) y Forza Italia (derecha), Giorgia Meloni contará con la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y el Senado.

Esa victoria "podría traer algo de estabilidad política a un país que a menudo carece de ella", estima el analista Craig Erlam, de Oanda, al comentar el buen desempeño de la Bolsa de Valores de Milán.

- ¿Y las reformas de Draghi? -

El camino del futuro gobierno italiano se presenta de todos modos lleno de escollos y sin mucho margen de maniobra.

Giorgia Meloni tendrá que gestionar la crisis provocada por la subida de los precios de la energía a causa de la guerra en Ucrania, mientras Italia ya se desmorona bajo una deuda que alcanza el 150% del PIB, la más alta de la zona euro detrás de la de Grecia.

"La mayor preocupación de los inversores sobre un gobierno liderado por Meloni es si abandonará las reformas impulsadas por Mario Draghi con las que se ganó el apoyo de la Unión Europea a Italia", explicó Ipek Ozkardeskaya, analista de Swissquote Bank.

"Draghi sabía bailar con el resto de Europa. No parece que va a ser igual con Meloni", observó.

La elección de la líder posfascista, una firme partidaria del primer ministro nacionalista húngaro, Viktor Orbán, ha suscitado serias preocupaciones en la Unión Europa (UE), sobre todo porque Italia es el mayor beneficiario del plan de recuperación, con un fondo de 200.000 millones de euros.

- 'Mensajes tranquilizadores' -

"Gobernaremos para todos" los italianos, prometió Meloni en su primer breve discurso, con el que quiso tranquilizar a Europa tras el revuelo causado por su elección.

"Durante la campaña electoral Meloni envió mensajes tranquilizadores sobre la política fiscal y sobre la relación de Italia con la UE, pero los inversores necesitan más tiempo para evaluar si tiene la intención de cumplir esas promesas", comentaron los analistas de UniCredit.

El banco de inversión italiano Equita estima que la subida del "spread" será limitada en las próximas semanas, de 230 a 250 puntos, "a menos de que cambie el tono del futuro Gobierno".

Para Equita, el partido Hermanos de Italia va a imponer probablemente a la coalición de derechas una "política económica menos agresiva".

Respetando esa línea cauta, Meloni se desmarcó durante la campaña electoral de las costosas promesas de la Liga y se mostró más prudente con respecto al gasto y a las normas fiscales.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos