Desde Versalles (Francia) (AFP)

Piratas informáticos piden rescate tras jaquear un hospital en Francia

Un grupo de piratas informáticos reclaman un rescate para poner fin a un ciberataque que desde el sábado golpea el hospital de Versalles, el segundo centro atacado en poco más de tres meses en la región de París.

Francia, piratería, hospital, salud
Un pasillo de la unidad de emergencias del hospital de Versalles, en Francia, en una imagen del 11 de agosto de 2003 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Un grupo de piratas informáticos reclaman un rescate para poner fin a un ciberataque que desde el sábado golpea el hospital de Versalles, el segundo centro atacado en poco más de tres meses en la región de París.

"Nos pidieron un rescate, cuyo monto desconozco, pero no tenemos intención de pagarlo", indicó este lunes a la AFP Richard Delepierre, copresidente del consejo de vigilancia del centro y alcalde de Chesnay-Rocquencourt.

Delepierre explicó que se trata de un ataque similar al que golpeó al hospital de Corbeil-Essones a finales de agosto. "Enfrentamos una nueva manera de hacer la guerra. No es un ataque aislado", agregó.

El ministro de Salud, François Braun, reconoció el domingo que "el sistema sanitarios padece ataques diarios", pero que "se logra detener la mayoría".

El centro de Corbeil-Essones, situado a unos 30 kilómetros al sur de París, fue atacado el 22 de agosto y su funcionamiento no volvió a la normalidad hasta mediados de octubre.

Los piratas informáticos pedían 10 millones de dólares, que rebajaron a uno o dos millones, si bien en Francia la ley prohíbe a las instituciones públicas pagar este tipo de rescates.

Una vez pasado el ultimátum, fijado para el 23 de septiembre, publicaron en la "dark web" datos confidenciales de los pacientes, el personal y socios del centro sanitario.

"¿Se recuperaron datos sensibles [en el ciberataque de Versalles]? Sin lugar a dudas. Por el momento, vamos paso a paso y ahora la prioridad es gestionar la organización del hospital", aseguró Delepierre.

Las urgencias funcionan este lunes al "50%" y la maternidad se redujo "a un tercio de su capacidad", indicó el responsable, precisando que "se llevan a cabo la mayoría de citas y de operaciones del día en régimen ambulatorio".

Según una fuente próxima a la investigación, el grupo utilizó el "ransomware" Lockbit, un tipo de programa que detecta los fallos de seguridad de los sistemas informáticos para encriptarlos y bloquearlos antes de exigir un rescate.

La fiscalía de París abrió una investigación por tentativa de extorsión, acceso y permanencia en un sistema digital implantado por el Estado, introducción de datos y obstrucción del sistema, todo ello en banda organizada.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos