Desde Tánger (Marruecos) (AFP)

Macron y Mohammed VI inauguran una línea de alta velocidad en Marruecos

El presidente francés Emmanuel Macron llegó este jueves a Marruecos para inaugurar con el rey Mohammed VI la línea ferroviaria de alta velocidad Tánger-Casablanca, presentada como "la más rápida de África" y un símbolo de la cooperación entre París y Rabat.

France, Maroc, diplomatie, transport, rail
Una locomotora del futuro tren de alta velocidad marroquí en el puerto de Tánger, el 30 de junio de 2015. - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El presidente francés Emmanuel Macron llegó este jueves a Marruecos para inaugurar con el rey Mohammed VI la línea ferroviaria de alta velocidad Tánger-Casablanca, presentada como "la más rápida de África" y un símbolo de la cooperación entre París y Rabat.

El tren, que transportó a ambos jefes de Estado, podrá circular a 320 kilómetros horarios sobre más de la mitad del trayecto, entre Tanger y las cercanias de Rabat, y el resto del trazado a velocidades menores, según las informaciones obtenidas por AFP del equipo técnico.

La línea Tánger-Casablanca conectará las dos regiones más dinámicas del reino en 2h10 en lugar de las 4h45 actuales. Los primeros boletos serán vendidos después de la inauguración oficial y la línea será accesible a los viajeros a final de mes, según informaciones obtenidas por la AFP.

"Como proyecto emblemático de la relación bilateral", la línea es vista por los franceses como una ventana para intentar obtener otros contratos en África, que ofrece "muchas oportunidades" en el sector ferroviario. Por su parte, Marruecos quiere posicionarse como un "centro africano" para los inversores extranjeros.

Francia es el primer socio económico de Marruecos pero desde 2014, España es el primer socio en intercambios comerciales. El comercio bilateral entre ambos países registró un crecimiento medio del 5,8% anual, pasando de 79,9 a 109,3 mil millones de dirhams (7,4 a 10,3 mil millones de euros) entre 2010 y 2017, según las cifras publicadas este jueves por el Ministerio de Economía marroquí.

El coste de la línea de alta velocidad, financiado a 50% por Francia a través de distintos préstamos, es de aproximadamente 23.000 millones de dirhams (2.000 millones de euros), casi un 15% más que las estimaciones iniciales, pero muy por debajo de los costes medios europeos, según el Ministerio de transportes marroquí.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos