Desde Merille (Kenya) (AFP)

Los pastores de Kenia en busca de lluvia se fían más del móvil que del cielo

Desde hace generaciones los miembros del clan de Kaltuma Hassan escrutaban el cielo en busca de señales de lluvia para llevar a los rebaños a pacer; el viento, la formación de una nube, todo valía. Ahora confían más en las previsiones meteorológicas que reciben por mensaje de texto en sus teléfonos.

Kenya, agriculture, technologies, climat, météo, sécheresse
Unos pastores en la localidad de Merille, en Kenia, juntan a las cabras para venderlas en el mercado, el 30 de abril de 2019 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Desde hace generaciones los miembros del clan de Kaltuma Hassan escrutaban el cielo en busca de señales de lluvia para llevar a los rebaños a pacer; el viento, la formación de una nube, todo valía. Ahora confían más en las previsiones meteorológicas que reciben por mensaje de texto en sus teléfonos.

Porque sus conocimientos celestiales de poco les sirvieron durante los últimos años frente a las sequías cada vez más frecuentes e intensas. Los miembros del clan pueden caminar días con los animales sin encontrar una gota de agua, sólo ríos secos y tierra agrietada.

"Recorres una distancia larga y (los animales) se mueren de camino... Es una vida muy difícl", explica Kaltuma a la AFP en Marsabit, una de las principales ciudades de la mitad norte de Kenia donde millones de pastores y de familias dependen del ganado para sobrevivir.

Esta mujer de 42 años pasa ahora menos tiempo pendiente del cielo y más consultando el teléfono, concretamente las previsiones meteorológicas que le llegan por mensaje de texto. Le indican las zonas donde hay más posibilidades de recibir precipitaciones.

noticia
Los pastores y sus animales a la sombra de una acacia en la localidad de Merille en Kenia, el 30 de abril de 2019 (AFP/AFP/Archivos)

Kenia sufre sequía cada tres o cinco años, afirma el Banco Mundial. Un intervalo que se estrecha con ciclos más agudos.

Este año las previsiones son malas. Se teme que las lluvias que se abaten de marzo a junio sobre el norte del país y sus vecinos, como Somalia y Etiopía, serán muy insuficientes.

Tanto que las agencias humanitarias como el Programa Mundial de Alimentos ya han advertido de que el número de personas con necesidad de ayuda humanitaria urgente aumentará en los próximos meses en el este de África.

- "Inteligencia agrícola" -

"Ya no llueve como antes", constata Nandura Pokodo, que vende cabras esqueléticas en el mercado de ganado de Merille (norte). "Año tras año, cada vez es más difícil encontrar pasto", lamenta este pastor de 55 años.

En marzo y abril él caminó durante días sin encontrar hierba para sus animales. No había llovido lo suficiente, o nada. Unas veinte cabras y ovejas se murieron, es decir alrededor del 20% del rebaño.

Durante mucho tiempo para evitar estas errancias inútiles, Kaltuma apeló a guerreros del clan que enviaba como exploradores en busca de pasto.

"Se levantan muy temprano por la mañana y observan las nubes, miran la Luna, para decidir a dónde ir. Pero ahora uso esto", dice mirando en su teléfono móvil las últimas previsiones meteorológicas enviadas por texto en rendille, la lengua de su clan.

El servicio se basa en las previsiones de la compañía estadounidense "de inteligencia agrícola" aWhere, fundada en 1999. Se pueden consultar en teléfonos muy básicos y baratos.

- Kalashnikov en bandolera -

Estas previsiones meteorológicas semanales han permitido a Samuel Lkiangis Lekorima conservar el rebaño y mejorar la seguridad de su comunidad.

Porque la escasez de fuentes de agua y pasto ha desencadenado una rivalidad entre comunidades de pastores.

En algunos lugares se han producido episodios de violencia y muchos pastores van armados con Kalashnikov.

Una disputa por una fuente de agua entre dos grupos provocó 11 muertos cerca de la frontera etíope al comienzo de mayo, según la prensa local.

Samuel, un pastor de 22 años de Marsabit, ha aprovechado el servicio de SMS para rebajar las tensiones con otros clanes.

"Cuando recibo un mensaje(que indica la llegada de lluvia), llamo por teléfono (a otros del clan) y les digo: 'No vayáis, la lluvia llegará aquí pronto'", explica a la AFP. De este modo no van a tierras de otros clanes.

- Seguro contra sequía -

La compañía de nuevas tecnologías Amfratech ha desarrollado una aplicación para teléfonos inteligentes y espera convencer a decenas de miles de pastores. Parte del proyecto lo financia la Unión Europea.

Otras iniciativas intentan proteger a los pastores y a una actividad que representa más del 12% del Producto Interior Bruto de Kenia, según el Banco Mundial.

El Instituto Internacional de Investigaciones sobre el Ganado (International Livestock Research Institute - ILRI), con sede en Nairobi, usa imágenes por satélite para localizar los lugares escasos en pasto y agua.

Y hay seguros vinculados a este índice, que prevén el pago de dinero a los pastores antes de la sequía para que puedan comprar forraje para los animales.




Te puede interesar