Desde Bruselas (AFP)

Los "cheques", una de las batallas de los líderes de la UE

El presupuesto de la Unión Europea (UE) se financia principalmente por contribuciones nacionales de los 27 países del club, cinco de los cuales se benefician de los famosos "cheques", que otros quieren eliminar.

UE, cumbre, presupuesto, política, finanzas
Dos banderas de la UE ondean al viento durante la segunda jornada de la cumbre especial sobre el presupuesto, el 21 de febrero de 2020 en Bruselas - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El presupuesto de la Unión Europea (UE) se financia principalmente por contribuciones nacionales de los 27 países del club, cinco de los cuales se benefician de los famosos "cheques", que otros quieren eliminar.

- Origen británico -

"¡Devuélvanme mi dinero!", urgía la primera ministra británica, Margaret Thatcher, en los años 80. En 1984, durante una cumbre en Fontainebleau (Francia), obtuvo la primera devolución de dinero comunitario a su país.

Entonces, el Reino Unido justificó esta medida en que la Política Agrícola Común (PAC) representaba un 70% del presupuesto europeo y los británicos carecían de un importante sector agrícola.

El mecanismo permitió reducir la contribución nacional del Reino Unido, que recuperó cerca del 66% de su contribución neta, es decir, de la diferencia entre lo que paga y recibe.

- Otros cinco más -

A lo largo del tiempo, otros cinco países obtienen cheques: Alemania, Dinamarca, Países Bajos, Austria y Suecia.

El sistema de cálculo es muy complejo. "Es una jungla en términos de transparencia de la que se aprovechan los que se benefician de ella", estima un alto responsable europeo.

Uno de los métodos es calcular una reducción respecto al "cheque" británico, ya que lo abonan el resto de países. Alemania, Países Bajos, Austria y Suecia pagan así sólo el 25% que les corresponde.

Alemania ahorró así casi 975 millones de euros en 2019. Francia e Italia son los principales pagadores del cheque británico, con 1.300 millones y 950 millones de euros, respectivamente.

Otros tres contribuyentes netos cuentan además con reducciones anuales sobre sus pagos: Dinamarca (143,8 millones de euros), Países Bajos (768,5 millones) y Suecia (204,6 millones).

Austria contó con una reducción anual de 60 millones de euros hasta 2016.



Otras deducciones posibles están vinculadas a los ingresos del IVA que abona cada país a la UE.

- Los oponentes -

Un grupo de 18 países estima que el Brexit es "una oportunidad única de reformar y modernizar" el cálculo del Marco Financiero Plurianual, para el período 2021-2027.

"Ningún país registra un gran exceso presupuestario para pretender aspirar" a un cheque, asegura este grupo formado por Francia, España, Italia, Polonia, los bálticos, Bulgaria o Hungría, entre otros.

La Comisión Europea abogó también por una desaparición progresiva de este sistema en aras de una mayor equidad. España lo quiere ver fuera desde el 1 de enero de 2021.

Varias fuentes europeas subrayan que, con los reembolsos, los países más ricos de la UE pagan menos que el promedio en proporción a su Renta Nacional Bruta (RNB).

Países Bajos, favorable a los cheques, paga así un 50% menos que Bulgaria respecto a sus respectivos RNB, según un alto responsable europeo.

- La "frugal" batalla -

Para el período 2021-2027, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, propuso "correcciones" a las contribuciones que serían "degresivas", pero sin precisar si desaparecerían por completo.

Los países receptores de los cheques, apodados los "frugales", luchan en la cumbre iniciada el jueves en Bruselas por conservarlos.

"Los cinco que cuentan con reembolsos son muy, muy duros y sus reivindicaciones son totalmente inaceptables", aseguró a la AFP una fuente europea.

El ministro sueco de Asuntos Europeos, Hans Dahlgren, aseguró que las razones para mantener los cheques siguen patentes. "Damos mucho a la UE (...), pero se nos devuelve una parte muy pequeña", aseguró.

#Ue #Cumbre #Presupuesto #Política #Finanzas


Te puede interesar


Quantcast