Desde Liverpool (AFP)

Laboristas británicos presentan un programa económico de izquierda radical

El Partido Laborista, principal fuerza de oposición en Reino Unido, presentó el lunes en su congreso anual un programa económico propio de la izquierda radical que incluye nacionalizaciones y cesión por las empresas privadas de una parte de su capital a los empleados.

GB, partidos, política, trabajo
- AFP/
Anterior Siguiente

El Partido Laborista, principal fuerza de oposición en Reino Unido, presentó el lunes en su congreso anual un programa económico propio de la izquierda radical que incluye nacionalizaciones y cesión por las empresas privadas de una parte de su capital a los empleados.

"Llega la verdadera democracia industrial", declaró, al presentar sus propuestas en Liverpool, en el noroeste de Inglaterra, el responsable laborista para asuntos financieros, John McDonnell, considerado políticamente más a la izquierda que el líder del partido Jeremy Corbyn, de por sí defensor de una izquierda radical.

Si llegan al poder, los laboristas británicos quieren que las empresas privadas cedan hasta el 10% de su capital a sus empleados, que podrían así cobrar dividendos.

Esta propuesta se aplicaría a las empresas de más de 250 empleados y los dividendos cobrados por cada empleado estarían limitados a 500 libras (557 euros) anuales. Los ingresos adicionales irían a un fondo nacional para financiar servicios públicos y políticas sociales.

Este "accionariado daría a los trabajadores los mismo derechos que a los otros accionistas y les permitiría tener voz en la estrategia de su empresa", consideró McDonnell.

La propuesta busca ser una solución al estancamiento de los ingresos en Reino Unido, que siguen siendo ligeramente inferiores a los niveles anteriores a la crisis financiera mundial de 2008-2009.



El responsable laborista también pidió una ola de nacionalizaciones en los sectores de los ferrocarriles, el agua, la energía y los servicios postales.

"Algunos diarios dicen que los electores están horrorizados (por las nacionalizaciones). Pero se equivocan (...) Sondeo tras sondeo, la propiedad pública ha mostrado su popularidad", afirmó.

"La gente está harta de que la estafen con la privatización", insistió.

El debate sobre la renacionalización de algunos sectores económicos que fueron privatizados hace décadas vuelve regularmente a Reino Unido.

En reacción a estos anuncios, la patronal Confederación de la Industria Británica (CBI) denunció medidas contraproductivas. "Su dictado sobre el accionariado de los empleados solo alentará a los inversores a hacer las maletas (...). Si la inversión decae, la productividad y los salarios disminuyen también", declaró su directora general, Carolyn Fairbairn.

El congreso del Partido Laborista, que en los sondeos aparece codo con codo con el Partido Conservador de la primera ministra Theresa May, terminará el miércoles con un discurso de Jeremy Corbyn.

#Gb #Partidos #Política #Trabajo


Te puede interesar