Desde Ottawa (AFP)

La provincia canadiense de Ontario quiere demandar a los fabricantes de opioides

La provincia canadiense más poblada, Ontario, anunció este lunes su intención de demandar a los fabricantes de opioides para lograr indemnizaciones que compensen el dinero gastado para afrontar la crisis de salud provocada por el abuso de esos analgésicos.

Canada, santé, médicaments, drogues, industrie, pharmacie
Una botella de oxicodona, un analgésico implicado en la crisis de los opioides en América del Norte - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

La provincia canadiense más poblada, Ontario, anunció este lunes su intención de demandar a los fabricantes de opioides para lograr indemnizaciones que compensen el dinero gastado para afrontar la crisis de salud provocada por el abuso de esos analgésicos.

La ministra de Justicia de Ontario, Caroline Mulroney, indicó a la prensa que su región se uniría a la provincia de Columbia Británica en la acción judicial colectiva que lanzó el año pasado contra unos 40 fabricantes y vendedores mayoristas de opioides.

"La crisis de los opioides tuvo un coste muy alto para la población de Ontario, tanto en vidas humanas como en las repercusiones sobre los cuidados sanitarios", declaró Mulroney.

La fiscal general de Ontario publicó un proyecto para que el gobierno de la provincia pueda demandar a los fabricantes y los vendedores mayoristas de opiáceos "por sus presuntos actos reprensibles para compensar los gastos pasados, presentes y futuros de los cuidados de salud debidos a heridas o enfermedades relacionadas con los opioides".

Más de 10.000 personas murieron de sobredosis en Canadá desde el inicio de la crisis de los opioides a principios de 2016, según las estadísticas más recientes del gobierno canadiense.

Ante esa crisis, Ottawa ha desbloqueado cerca de 400 millones de dólares canadienses (unos 297 millones de dólares estadounidenses) para ayudar a los gobiernos provinciales, que han costeado la mayor parte de los gastos sanitarios relacionados con esa crisis.

Hasta hace poco las víctimas de sobredosis solían ser gente que llevaba años consumiendo droga y que se enganchaba al fentanilo, un potente opioide.

Pero muchas personas con dolores crónicos se han vuelto adictas a los analgésicos prescritos por sus médicos y luego han empezado a consumir drogas ilícitas.

Columbia Británica ha demandado, entre otras empresas, a la compañía Purdue Pharma, que fabrica el analgésico OxyContin, acusado de provocar miles de sobredosis en Canadá y en Estados Unidos.

"Esos fabricantes y vendedores mayoristas de opioides no han avisado a los médicos y a la gente de los peligros de los opioides y los presentaron como si fueran más seguros y menos adictivos que los demás medicamentos aunque no fuera verdad", afirma la demanda de Columbia Británica.

Esa provincia y Ontario aún no ha indicado el monto de las indemnizaciones que tienen previsto reclamar.




Te puede interesar