Desde París (AFP)

La mascarilla obligatoria gana terreno en Europa por un virus que causó 700.000 muertos en el mundo

El uso obligatorio de mascarilla para hacer frente al coronavirus empieza a ganar terreno en ciudades de Europa, en especial en Francia y en Holanda, ante un aumento fuera de control de la epidemia que causó ya más de 700.000 muertos en el mundo.

santé, épidémie, virus
El presidente estadounidense Donald Trump ante una gráfica sobre la epidemia de covid-19, en Washington, el 4 de agosto de 2020 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El uso obligatorio de mascarilla para hacer frente al coronavirus empieza a ganar terreno en ciudades de Europa, en especial en Francia y en Holanda, ante un aumento fuera de control de la epidemia que causó ya más de 700.000 muertos en el mundo.

Desde su aparición en China en diciembre, la pandemia ha dejado en total 700.489 fallecidos en todo el planeta, así como más de 18,5 millones de casos.

Cerca de la mitad de estos decesos se concentran en cuatro países: Estados Unidos (156.806), Brasil (95.819), México (48.869) y el Reino Unido (46.299).

El número de muertos por covid-19 se ha duplicado desde el 26 de mayo y desde hace poco menos de tres semanas se registraron 100.000 fallecidos más. Europa sigue siendo la región más afectada con más de 211.000 muertos.

noticia
Más de 700.000 muertes por covid-19 en el mundo (AFP/AFP)

Para intentar frenar el avance del virus, la mascarilla será obligatoria desde el miércoles en el exterior en las zonas más frecuentadas en ciudades de Francia como Toulouse (suroeste), y pronto lo será en París y otras urbes, anunciaron las autoridades.

En Francia, la instancia científica que asesora al gobierno juzgó "altamente probable que se observe una segunda ola epidémica en otoño o en invierno".

"El virus circula de forma más activa, con una pérdida acentuada de las medidas de distanciamiento y de seguridad: el equilibrio es frágil y en cualquier momento podemos pasar a un escenario menos controlado como en España, por ejemplo", alertó el Consejo Científico el martes.

La mascarilla será obligatoria también a partir de este miércoles en el famoso Barrio Rojo de Ámsterdam y en los barrios comerciales de Róterdam.

El gobierno irlandés, por su parte, decidió prorrogar la última fase de su desconfinamiento, como la reapertura de todos los pubs, bares y hoteles. Igualmente se deberá usar tapabocas en las tiendas y centros comerciales a partir del 10 de agosto.

- "Esfuerzos incansables" -

Ya son numerosos países los que dan marcha atrás o intensifican sus restricciones.

En Filipinas, más de 27 millones de personas en Manila y en cuatro provincias vecinas, es decir la cuarta parte de la población, fueron reconfinadas el martes con a penas 24 horas de preaviso.

En Melbourne, la segunda mayor ciudad de Australia y donde ya se aplicó un toque de queda nocturno desde el domingo, todos los comercios no esenciales estarán cerrados desde el miércoles a medianoche.

En América Latina y el Caribe, donde ya se contabilizan más de cinco millones de casos y más de 205.000 muertos, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió el martes que la situación de covid-19 en el gigante sudamericano "sigue siendo crítica".

Argentina anunció cifras récords el martes de 168 muertos y 6.792 contagios. El país de 44 millones de habitantes acumula casi 4.000 fallecidos y 213.000 casos de covid-19.

Este repunte obligó al gobierno a prohibir las reuniones sociales en todo el territorio.

Tras haber iniciado un desconfinamiento gradual, Perú superó el martes los 20.000 muertos. En medio de la escalada de contagios, el país, de 33 millones de habitantes, enfrenta el colapso de los hospitales.

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump volvió a mostrarse optimista al afirmar que "algunos indicadores muestran que nuestros esfuerzos incansables para contener el virus funcionan en realidad muy bien".



Sin embargo, en las últimas 24 el país registró 1.302 nuevos fallecimientos ligados a la covid-19, según el último recuento de la universidad Johns Hopkins. Estados Unidos tiene unos 4,7 millones de casos.

- Supresión de empleos -

En el aspecto económico, las consecuencias de la pandemia son igualmente devastadoras en todos los países.

La compañía aérea Virgin Australia, víctima como muchas otras del colapso del sector de viajes, anunció el miércoles que iba a cerrar una de sus filiales y a suprimir 3.000 empleos.

La plataforma online de reserva de alojamiento Booking.com anunció el martes que reduciría hasta una cuarta parta de sus efectivos en el mundo, que se sitúan actualmente en 17.500 trabajadores.

El grupo británico Pizza Express y el francés Accor también anunciaron 1.000 o más supresiones de empleos cada uno.

Por su parte, el gigante estadounidense Disney, cuyas actividades en los parques de atracciones, cruceros, eventos, se hundieron un 85% en el segundo trimestre, decidió apostar por el streaming de contenidos, como su muy esperado éxito "Mulan".

En Estados Unidos, republicanos y demócratas continuaron el martes sus discusiones para llegar a un acuerdo sobre una nueva ayuda para los millones de estadounidenses que perdieron su empleo con la crisis de la covid-19, pero también para las empresas y las colectividades locales.

- Respeto de protocolos -

Paralelamente, se sigue trabajando sin pausa para hallar una vacuna.

La empresa de biotecnología estadounidense Novavax, que recibió 1.600 millones de dólares de Washington para desarrollar una inmunización contra el nuevo coronavirus, anunció el martes que su vacuna experimental produjo altos niveles de anticuerpos en decenas de voluntarios.

Mientras Rusia prometió "millones" de vacunas para principios de 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) insistió el martes en la necesidad de que se respeten los protocolos.

""Toda vacuna y todo medicamento para este fin debe estar sometido a todas las pruebas y ensayos antes de ser homologado para su difusión", dijo el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier.

El personas sanitario es el que paga un mayor precio ante la enfermedad.

En Sudáfrica, unos 24.000 sanitarios resultaron contagiados y 181 murieron desde el comienzo de la pandemia, anunció el miércoles el ministro de Salud, Zweli Mkwize.

Con más de 520.000 casos confirmados y más de 8.000 fallecidos, Sudáfrica es el país más afectado en el continente africano.

burs-ahe/dth/cr/jhd/bc/mar

#Santé #épidémie #Virus


Te puede interesar


Quantcast