Desde París (AFP)

Investigan en Francia un rumor falso sobre contaminación de agua potable

La justicia francesa abrió una investigación después de que se propagara ampliamente entre la población un rumor de que el agua potable de París había sido contaminada con una substancia radioactiva.

Francia, agua
Una persona llena un vaso de agua en París el 20 de julio de 2016 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

La justicia francesa abrió una investigación después de que se propagara ampliamente entre la población un rumor de que el agua potable de París había sido contaminada con una substancia radioactiva.

La investigación, que fue anunciada por la fiscalía de París el lunes por la noche, fue abierta tras la difusión de un mensaje difundido la semana pasada en WhatsApp que se volvió viral.

En éste, una mujer que se presenta como enfermera en un hospital de París insta a la gente a que no beba agua del grifo debido a la presencia de "titanio" radioactivo.

Otros rumores, divulgados en las redes sociales, afirmaban que las autoridades estaban pidiendo a la gente que dejara de beber del grifo.

La alarma alcanzó niveles tales que los hospitales y los organismos de salud pública se vieron inundados de llamadas, mientras que la autoridad del agua de París emitió un mensaje público en los medios de comunicación durante el fin de semana, asegurando a los parisinos que "el agua potable no representa una amenaza".

"No hay problema con el agua, es excelente para todos", dijo a la AFP Aurélien Rousseau, director general de la agencia regional de salud.

Tras la divulgación de este rumor, la fiscalía de París abrió una investigación por "publicicación, difusión y reproducción de información falsa destinada a causar desorden público", dijo el lunes una fuente judicial a AFP.

El responsable corre el riesgo de tener que pagar una multa de hasta 45.000 euros (50.000 dólares).

Al igual que muchos rumores difundidos en Internet o en aplicaciones de mensajería, la historia contenía un núcleo de verdad que fue distorsionado o manipulado deliberadamente para dar la alarma.

El miércoles pasado, una pequeña organización ambiental llamada Asociación para el Control de la Radioactividad en Occidente (ACRO) publicó un informe en el que afirmaba que se hallaron niveles bajos de tritio en el agua potable.

Pero el propio grupo reconoció que ningún valor superaba el criterio de calidad de 100 Bq/L instaurado por las autoridades sanitarias.




Te puede interesar