Desde Nueva Delhi (AFP)

India se enfrenta a la segunda ola del virus, que podría poner en peligro los Juegos de Tokio

La segunda ola de coronavirus en India se aceleró el jueves con un número récord de infecciones, mientras un alto responsable japonés advirtió que el covid-19 podría obligar a anular los Juegos Olímpicos.

Health, virus, health
Un técnico sanitario toma una muestra de mucosa a una persona para una prueba de detección del coronavirus, el 15 de abril de 2021 en Srinagar, al norte de India - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La segunda ola de coronavirus en India se aceleró el jueves con un número récord de infecciones, mientras un alto responsable japonés advirtió que el covid-19 podría obligar a anular los Juegos Olímpicos.

Mientras algunos países, como Reino Unido, inician la vuelta a la normalidad y amplían la distribución de vacunas, otros en el sur de Asia están viviendo nuevas oleadas de infecciones .

En las últimas 24 horas se registraron más de 200.000 casos en India, donde las autoridades se enfrentan a la escasez de vacunas, la falta de tratamientos y de camas de hospital.

Después de haber bajado la guardia permitiendo la celebración de fiestas religiosas multitudinarias, mítines políticos y eventos deportivos, India registró este mes dos millones de nuevos contagios, una cifra que parece que seguirá creciendo.

noticia
Un hombre sostiene una fotografía de una allegada fallecida por el coronavirus frente a un crematorio de Bangalore, el 15 de abril de 2021 en esa ciudad de India (AFP/AFP)

Siddharth Chakrapani, uno de los organizadores del multitudinario festival Kumbh Mela, dijo que los devotos "creen que Maa [la madre] Ganga les salvará de esta pandemia". "Nuestra fe es lo más importante para nosotros", añadió.

Esta semana India superó a Brasil y se ha convertido en el segundo país con más contagios.

A pesar de la desesperación de Nueva Delhi por evitar que se repita el doloroso, sobre todo económicamente, confinamiento de hace un año, algunos estados ?como Maharashtra y su capital, Bombay? están aplicando medidas restrictivas para evitar muertes.

Millones de trabajadores migrantes abandonaron Bombay en escenas que recuerdan el éxodo de las ciudades indias de hace un año, cuando el gobierno paralizó toda la actividad casi de la noche a la mañana.

A medida que aumentan los casos, los hospitales se esfuerzan para hacer frente a la escasez de camas, oxígeno y medicamentos contra el coronavirus, como el remdesivir.

Al mismo tiempo la publicitada campaña del gobierno para vacunar a los 1.300 millones de ciudadanos no tiene el efecto esperado.

Hasta ahora solo se han administrado 114 millones de vacunas, y las existencias se están agotando, según las autoridades.

En Japón, el virus hace temer una anulación de los Juegos Olímpicos de Tokio, y el número dos del principal partido en el gobierno, Toshiro Nikai, dijo que "deberemos anular [los Juegos] sin dudar" si la situación del virus es demasiado grave

Aunque las autoridades se apresuraron a desestimar las declaraciones de Nikai, la opinión pública se está volviendo en contra del evento, con ciudades que anulan el paso de la antorcha.

La pandemia ha provocado más de 2,97 millones de muertos en el mundo, según un balance de la AFP este jueves.

América Latina (con 845.000 decesos y 26,6 millones de contagiados, sufre una nueva enbestida en Argentina y Uruguay, mientras Brasil, el más afectado, vive una "catástrofe humanitaria" por la caótica gestión de las autoridades, denunció el jueves la oenegé Médicos Sin Fronteras (MSF).

- Vacunación en las mezquitas -

En el Reino Unido, las multitudes se reunieron en las mezquitas durante el ramadán, no solo para rezar, sino también para recibir una vacuna.

La pandemia ha golpeado especialmente a las minorías étnicas de ese país, que acumula 127.000 decesos, el mayor saldo de Europa.

Y aunque las dudas sobre las vacunas persisten en algunos grupos sociales, Reino Unido sigue adelante con una campaña de inoculación masiva que hasta ahora benefició 32 millones de personas.

Los líderes locales se muestran moderadamente optimistas a medida que las vacunas comienza a llegar a estas comunidades.

"El mensaje está llegando", afirma Hasnayn Abbasi, un médico que dirige el centro de vacunación de la mezquita de East London.

En Nueva Zelanda, elogiada por su buena gestión de la pandemia, las autoridades comenzaron a probar una aplicación para detectar el coronavirus antes de que el usuario desarrolle cualquier síntoma perceptible.

La aplicación "elarm" se conecta a dispositivos de monitoreo deportivo o relojes inteligentes y utiliza la inteligencia artificial.

Por otro lado el médico libanés Riad Sarkis tiene una sugerencia muy diferente para frenar el virus: perros olfatedores.

Estos canes especialmente entrenados pueden detectar la enfermedad en una persona en pocos segundos, incluso en etapas muy tempranas cuando una prueba de PCR daría un resultado negativo.

"El día que construyamos una máquina con una nariz electrónica que amplifique los olores 10.000 veces, entonces podremos sustituir a los perros. Por ahora, los necesitamos", afirma Sarkis.




Te puede interesar


Este sitio usa imágenes de Depositphotos