Desde Tegucigalpa (AFP)

Familia de ambientalista hondureña asesinada denuncia campaña de odio

Familiares de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, asesinada en 2016, denunciaron este miércoles una campaña de odio en su contra que sigue el mismo patrón llevado contra la ecologista y temen el mismo desenlace.

Honduras, policía, crimen, DDHH, medioambiente
Familiares y amigos de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, asesinada en 2016, participan de una manifestación, el 7 de junio de 2017 en Tegucigalpa - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Familiares de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, asesinada en 2016, denunciaron este miércoles una campaña de odio en su contra que sigue el mismo patrón llevado contra la ecologista y temen el mismo desenlace.

Austra Berta Flores, Agustina Flores y Olivia Zúniga, madre, tía e hija de la ambientalista asesinada, respectivamente, "alertaron" a la comunidad internacional que se está "siguiendo el mismo patrón" del crimen", en una rueda de prensa junto con miembros de organismos de derechos humanos.

En una declaración leída por el director de la organización no gubernamental Casa Alianza, Guadalupe Ruelas,informaron que la familia ha sido blanco de atentados, amenazas, robos y campañas en contra por redes sociales, entre otras.

Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), fue asesinada en marzo de 2016 por pistoleros que entraron a su casa en La Esperanza, oeste.

Ocho personas están detenidas como sospechosas del crimen, incluido un empleado de Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), empresa a la cual Cáceres había denunciado por amenazas de muerte por lo que tenía medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH).

Cáceres denunció que la empresa la amenazaba por oponerse con manifestaciones de indígenas lencas a la construcción del proyecto Agua Zarca, consistente en una represa hidroeléctrica en el río Gualcarque en cuyas riberas viven comunidades étnicas.

"Responsabilizamos de los hechos al régimen de Juan Orlando Hernández y a los grupos facticos violentos", advirtió la familia.

Agustina Flores explicó a la AFP que la campaña de odio se manifiesta a través de atentados intimidatorios, como el del viernes 21 de julio cuando fue impactada por un disparo la patrulla que daba seguridad al hijo de Olivia frente a su casa.

Ese mismo día en redes sociales publicaron un video grabado once días antes ante un reclamo que hizo Oliva porque a su hijo en la escuela profesora lo obligó a sostener un rótulo diciendo: "soy mal portado", en una "campaña de estigmatización".

También dijo que ingresaron a robar a su casa y la de un hermano y que murales pintados por artistas en paredes de edificios en la Esperanza amanecieron pintados con obscenidades.

Además, perciben seguimiento permanente de miembros de la familia por parte de vehículos con cristales polarizados y sin placas para atemorizarlos.

Indicó que las amenazas aumentaron desde que los bancos de Holanda y Finlandia anunciaron que retiraban el financiamiento a Agua Zarca.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos