Desde Nueva York (AFP)

En Florida o Iowa, el TLCAN divide a los horticultores de EEUU

Mientras Estados Unidos, Canadá y México renegocian el TLCAN, los horticultores de Florida están lejos de tener los mismos intereses de los productores de cereales de Iowa y cada uno intenta hacerse oír.

EEUU, Canadá, México, comercio, agricultura, TLCAN
Under NAFTA, exports to Canada and Mexico of food produced in the United States have jumped to $39 billion this year from $ 8.7 billion in 1992, while imports have surged to $44.5 billion last year from $6.5 billion - AFP/GETTY IMAGES NORTH AMERICA/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Mientras Estados Unidos, Canadá y México renegocian el TLCAN, los horticultores de Florida están lejos de tener los mismos intereses de los productores de cereales de Iowa y cada uno intenta hacerse oír.

Desde que en 1994 empezó a aplicarse ese tratado de libre comercio, las exportaciones de alimentos de Estados Unidos a Canadá y México saltaron de 8.700 millones de dólares en 1992 a 39.000 millones en 2017.

La caída de las barreras aduaneras permitió a los productores de maíz colocar más fácilmente cosechas cada vez más abundantes gracias a nuevas tecnologías.

"Llevó años desarrollar mercados tanto en Estados Unidos como en el exterior", dijo Marck Recker, presidente de asociación de productores de maíz de Iowa.

noticia
Los horticultores del sureste de Estados Unidos claman por normas que los defiendan de subvenciones indebidas o de dumping (AFP/AFP/Archivos)

"Si salimos del TLCAN, las tarifas subirán súbitamente y entonces no podremos competir", advirtió. "México ya está mirando a América del Sur u otras fuentes, para (comprar) su maíz", dijo.

Sin embargo, las importaciones estadounidenses de productos agrícolas mexicanos y canadienses también se dispararon: subieron de 6.500 millones de dólares en 1992 a 44.500 millones en 2016.

- Calabazas y berenjenas -

Berenjenas y brócolis en Georgia, sandías en Texas, uvas y espárragos en California; fresas, pimientos, tomates, calabazas y berenjenas en Florida: la producción de esos vegetales "se replegó tanto en superficie como en valor desde que entró a regir el TLCAN", dijo Lisa Lochridge, de la asociación de productores de frutas y legumbres en Florida.

El declive se acentuó desde que en los últimos diez años "cuando México vierte subsidios para cultivos productos destinados al mercado de Estados Unidos", agregó.

Los horticultores del sureste de Estados Unidos claman por normas que los defiendan de subvenciones indebidas o de dumping.

Pero "si empezamos a tomar pequeños subsectores de cada industria para aplicarle diferentes reglas y estándares, entonces nos exponemos a retaliaciones de los socios del TLCAN", advierte Paul Mastronardi, directivo de la empresa Sunset Grown.

Con otros grandes distribuidores de frutas y verduras ubicados más al oeste o en Canadá, se formó recientemente la "Coalición de horticultores para el TLCAN".



Las disensiones alcanzan a otros sectores.

Hope Pjesky cría ganado en Oklahoma (oeste de Estados Unidos) y advierte que cuando los precios de las materias primas agrícolas son especialmente bajos "los agricultores estadounidenses no pueden permitirse perder clientes".

Si la lengua de res no es muy apetecida en Estados Unidos, en cambio es muy apreciada en México. "Las exportación de esos productos desdeñados por los estadounidenses agrega a cada animal un valor de entre 250 y 30 dólares", añadió.

Pero para R-Calf USA, que se presenta como la mayor federación exclusivamente compuesta por criadores de ganado, el TLCAN es perjudicial.

"Con el TLCAN, los rancheros estadounidenses están obligados a absorber la sobreproducción de Canadá y México", y eso "derriba los precios domésticos del ganado pese a que están aumentando las exportaciones estadounidenses", dijo el grupo.

- Eliminar barreras -

Las principales organizaciones agrícolas del país tampoco tienen la misma sinfonía.

La American Farm Bureau Federation fue elocuente: "toda renegociación debe proteger lo ganado para el comercio agrícola y velar por eliminar toda las barreras que quedan para los intercambios con Canadá y México".

Pero la federación National Farmers Union, que dice representar a 200.00 agricultores, quiere que se llegue a "restaurar la soberanía de Estados Unidos en sus políticas agrícolas y alimentarias".

Ese posicionamiento corresponde a visiones diferentes sobre la agricultura, según Juliette Majot, directora de la ONG Institute for Agriculture and Trade Policy.

Los defensores del TLCAN promueven un sistema por el cual "la única forma que tiene un agricultor para sacar la cabeza del agua es comprar más tierra y practicar una agricultura intensiva", afirmó.

#Eeuu #Canadá #México #Comercio #Agricultura #Tlcan


Te puede interesar


Quantcast