Desde Montaña Alta (España) (AFP)

El incendio sin control en Canarias golpea zonas naturales protegidas

Llamas de hasta 50 metros y zonas naturales protegidas afectadas: la turística isla española de Gran Canaria sufre en menos de 10 días su tercer incendio forestal, que permanecía fuera de control el lunes.

España, medioambiente, incendio, turismo
Una imagen del incendio forestal de Gran Canaria tomada este lunes 19 de agosto en Artenara, en el centro-norte de esa isla atlántica española - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Llamas de hasta 50 metros y zonas naturales protegidas afectadas: la turística isla española de Gran Canaria sufre en menos de 10 días su tercer incendio forestal, que permanecía fuera de control el lunes.

Según los servicios de emergencia, este voraz incendio, declarado el sábado, ya afectó 6.000 hectáreas y forzó la evacuación de miles de personas.

En algunos sectores, el fuego "está fuera de la capacidad de extinción", declaró la noche del domingo Federico Grillo, jefe de los servicios de emergencia de la isla del archipiélago de Canarias, ubicado en el Atlántico frente a la costa noroeste de África.

Las llamas han alcanzado los 50 metros de altura en algunos lugares, dificultando la tarea de unos 700 bomberos y otros efectivos movilizados, así como de casi una quincena de medios aéreos que luchan contra el incendio.

noticia
Incendios en Gran Canaria (AFP/AFP)

"Es una situación mala, muy mala. Tenemos para dos días" al menos, reconoció Grillo, en momentos en que las altas temperaturas, los vientos y las lluvias de cenizas pueden causar nuevos focos.

Las autoridades se vieron obligadas a realizar más evacuaciones en el centro de la isla, que cuenta con numerosos espacios protegidos.

Un centenar de personas debieron ser "confinadas" en un centro cultural en Artenara, una "decisión técnica temporal" según los servicios de emergencia, ante le peligro de utilizar los accesos a la población y rutas de evacuación.

En total, la población de las zonas evacuadas asciende a 8.000 habitantes, sin que las autoridades puedan precisar el número exacto de personas concernidas. Hasta ahora, no se han registrado víctimas.

- Espacios protegidos en peligro -

El interior de Gran Canaria, rico en paisajes y microclimas muy diversos, es popular entre los excursionistas, mientras que la mayor parte de los turistas frecuenten en mayor medidas las playas de la isla, la segunda más visitada del archipiélago.

Con un clima benigno y unos espectaculares paisajes volcánicos, Canarias recibió 13,7 millones de visitantes extranjeros en 2018, la mitad de ellos británicos o alemanes. El turismo representó en 2017 un 35% de su PIB y el 40% de los empleos del archipiélago, según la organización patronal Exceltur.

De todas maneras, el gobierno regional canario señaló en un comunicado que el turismo no se ha visto afectado por el incendio, ya que "ningún complejo turístico ha sentido sus efectos".

Pero varios espacios protegidos han sido tocados o están amenazados por las llamas.

Ya se ha extendido por una zona clasificada como reserva de la biosfera por la Unesco y penetró en el parque natural de Tamadaba, reserva de pinos autóctonos que se encuentra entre los territorios más salvajes de Gran Canaria.

El territorio afectado incluye por igual el paisaje de montañas y grutas de Risco Caído, un área que reúne vestigios de una cultura aborigen del siglo XV que en julio fue inscrito en la lista de patrimonio mundial de la Unesco.

El fuego amenaza con avanzar hasta la reserva de Inagua, la zona más rica en biodiversidad y más protegida, según Federico Grillo. Otros dos incendios afectaron la isla la semana pasada, sin dejar heridos.

Los bomberos no habían llegado a extinguir completamente el más importante de los dos, que afectó 1.500 hectáreas, cuando se declaró el nuevo incendio.

España, segundo destino turístico mundial, sufre cada verano numerosos incendios forestales debido a su clima árido.




Te puede interesar