Desde Tokio (AFP)

El desempleo se mantiene bajo en Japón, pero oculta desigualdades

El desempleo no explotó en Japón desde el inicio de la pandemia de coronavirus, como sí ocurrió en otros países, pero esta aparente resistencia se debe más bien a un crónico problema de falta de mano de obra y oculta profundas desigualdades entre trabajadores.

Japón, empleo, pandemia, trabajo, desempleo, virus, salud
Dos guardias de seguridad controlan la salida de vehículos frente un lugar en construcción el 30 de junio de 2020 en Tokio - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El desempleo no explotó en Japón desde el inicio de la pandemia de coronavirus, como sí ocurrió en otros países, pero esta aparente resistencia se debe más bien a un crónico problema de falta de mano de obra y oculta profundas desigualdades entre trabajadores.

La tasa de desempleo en Japón fue de 2,9% en mayo, tras haber situado en 2,6% en abril, según datos oficiales publicados este martes.

Se ha registrado una pérdida de empleo significativa en los sectores más afectados por las consignas de distanciamiento físico: la hostelería y restauración, el ocio y entretenimiento y el comercio.

Sin embargo, los economistas no esperan que el desempleo se dispare en los próximos meses, y anticipan una tasa en torno del 4% a fainles de 2020.

noticia
Un trabajador sostiene un paraguas mientras un compañero revisa un dispositivo en una calle de Tokio el 30 de junio de 2020 (AFP/AFP)

Las razones son en primer lugar demográficas: el archipiélago sufre una escasez de mano de obra a raíz del fuerte envejecimiento de su población, ya que el 28% de los japoneses tiene 65 años o más.

La brecha entre la oferta y la demanda se redujo fuertemente en mayo con respecto al mes de abril pero sigue siendo positiva, a razón de 120 ofertas de empleo por cada 100 demandantes.

Las empresas japonesas tienden a no despedir, porque si lo hacen podrían tener problemas para reclutar luego de que pase la crisis, estima Munehisa Tamura, economista del instituto de investigación Daiwa.

- Desempleo técnico -



En virtud de la legislación, "las empresas no pueden despedir fácilmente en caso de deterioro temporal de sus condiciones de mercado", lo que hace que el desempleo no se dispare, "incluso durante un choque económico", agregó Tamura, consultado por la AFP.

Otro factor que frena el alza del desempleo es que la población activa ha decrecido desde abril, mes en el que un millón de personas abandonaron el mercado laboral, especialmente mujeres que tienen que ocuparse de su familia.

El gobierno ha lanzado gigantescos planes de apoyo a la economía, que incluyen subvenciones a las empresas para preservar sus empleos y pagar los salarios.

Pero la fuerte dualidad del mercado laboral nipón, entre sus empleos fijos bien protegidos y su cerca de 40% de empleos "irregulares" (contratos de corta duración, de tiempo parcial, interinos...) con estatutos a menudo precarios, se exacerba con la crisis.

Unos 4,2 millones de asalariados, es decir cerca del 6% de la población activa, se encontraba en desempleo técnico en mayo. Uno de cada dos era un empleado "irregular".

Estas personas continúan vinculadas con su empleador, y entonces están ausentes en las cifras de desempleo, pero algunas de ellas reciben menos que el mínimo legal de 60% de su salario, o incluso directamente nada.

"Me pidieron que me quedara en casa, utilizando mis vacaciones pagas", confía a la AFP un empleado no permanente de un grupo de restauración de Tokio que no quiso revelar su identidad y se encuentra en desempleo técnico desde finales de marzo.

Pero sus días de vacaciones se agotaron rápidamente: desde abril "no me pagan, cero", se indigna.

#Japón #Empleo #Pandemia #Trabajo #Desempleo #Virus #Salud


Te puede interesar


Quantcast