Desde Morek (Syrie) (AFP)

El cara a cara de las tropas de Ankara y Damasco en el noroeste de Siria

Subido en una moto, el soldado Ahmed Amuri lleva agua a sus camaradas del ejército sirio de guardia en Morek, a pocas decenas de metros de un puesto de observación de las fuerzas turcas.

Syrie, Turquie, conflit, jihadistes
Un miembro de las fuerzas del régimen sirio observa el puesto de observación turco de Morek, en la provincia siria de Hama el 24 de agosto de 2019 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Subido en una moto, el soldado Ahmed Amuri lleva agua a sus camaradas del ejército sirio de guardia en Morek, a pocas decenas de metros de un puesto de observación de las fuerzas turcas.

"La calma ha vuelto a Morek", asegura Amuri a la AFP mientras acarrea varias botellas en una bolsa de plástico, con su gorra calada y el uniforme cubierto de polvo.

Esta localidad de la provincia de Hama, en el noroeste de Siria, fue retomada de manos de los yihadistas y rebeldes por las fuerzas gubernamentales, que desde entonces rodean el principal puesto de observación de las tropas turcas en el país.

Turquía, que apoya a grupos rebeldes opuestos al régimen sirio, mantiene desplegadas desde hace cerca de dos años a sus fuerzas en 12 puestos de observación en Hama y la provincia vecina de Idlib.

noticia
Puesto de observación turco rodeado por las fuerzas sirias en Morek, en la provincia siria de Hama, el 24 de agosto de 2019 (AFP/AFP)

El sábado, sin embargo, no había ningún soldado turco a la vista. Una pequeña bandera turca colgaba de una de las esquinas del puesto protegido por altos muros de cemento y alambre de espino. En este momento, todas las carreteras circundantes están controladas por Damasco.

"No nos preocupa en absoluto la presencia de un puesto turco", afirma Amuri, un soldado veinteañero que habla con la AFP durante un viaje de prensa organizado por el ejército.

La escena ilustra la complejidad del conflicto que devasta Siria desde 2011 y ha implicado en el curso de los años a multitud de bandos beligerantes, apoyados por potencias regionales e internacionales, que a su vez han desplegado a sus propias tropas.

Para reconquistar los territorios del noroeste de Siria, tras meses de feroces bombardeos, el régimen del presidente Bashar al Asad lanzó el 8 de agosto una ofensiva terrestre que ha ido arrebatando sectores de Idlib y Hama a los yihadistas y los rebeldes que hasta ahora controlaban la zona.

- "Nueva batalla" -



En Morek, los soldados sirios se reúnen en torno a un oficial que prepara el despliegue de tropas en la localidad.

El responsable muestra un mapa en el que indica a sus hombres la ubicación del puesto turco y las posiciones que pretende tomar el ejército sirio.

"Los soldados turcos han saludado con la mano a las fuerzas sirias a su llegada cerca del puesto", dice el oficial. "Nadie ha abierto fuego", afirmó.

"Esperamos órdenes para saber la etapa siguiente", explica el responsable, que se prepara para "una nueva batalla". Damasco parece determinado a proseguir su ofensiva en la región, aún dominada por los yihadistas del grupo Hayat Tahrir al-Sham (HTS, exfilial siria de Al Qaida).

Desde finales de abril, los bombardeos y disparos de artillería del régimen y de su aliado ruso en la zona han dejado 900 civiles muertos, de acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), mientras que más de 400.000 personas han debido huir, según la ONU.

Tanto en Morek como en Jan Sheijun, gran ciudad del sur de Idlib también retomada por el régimen, las calles se ven desiertas. Solo los soldados continúan sus operaciones de inspección y desminado, en medio de edificios que aún atestiguan los combates.

Mohamed al Awaj, que abandonó Jan Sheijun en 2012 por el conflicto, constata hasta qué punto su ciudad ha cambiado. "Mi casa fue incendiada y mi barrio destruido", lamenta el soldado de 27 años. El equipo de AFP solo encontró dos familias civiles en la localidad.

Con el fusil al hombro, Husein Hasan se siente también en territorio desconocido: "Cuando me fui de Jan Sheijun hace unos años, era una ciudad realmente bonita. Pero hoy, con todo destruido, no la he reconocido".

#Syrie #Turquie #Conflit #Jihadistes


Te puede interesar