Desde Bruselas (Bélgica) (AFP)

El beneficio neto de AB InBev en 2023 cae un 6,3% por la bajada en la venta de cerveza

La cervecera belgo-brasileña AB InBev, líder mundial con las marcas Budweiser, Stella Artois y Corona, publicó el jueves una baja de 6,3% en su beneficio neto de 2023, afectado por un declive en el volumen de cerveza vendido.

Bélgica,Brasil,utilidades,empresas,bebidas
Una fábrica de la cervecera Stella Artois en Lovaina, Bélgica, en una imagen del 8 de febrero de 2022 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente
Síguenos en Google News

La cervecera belgo-brasileña AB InBev, líder mundial con las marcas Budweiser, Stella Artois y Corona, publicó el jueves una baja de 6,3% en su beneficio neto de 2023, afectado por un declive en el volumen de cerveza vendido.

El "beneficio atribuible a los accionistas" del grupo alcanzó 5.340 millones de dólares el año pasado, desde 5.970 millones en 2022, indicó la empresa en un comunicado.

AB InBev, con sede en Lovaina (centro de Bélgica), registró una baja de 1,7% en el volumen mundial de cerveza vendida, a 585 millones de hectolitros, con caídas en Europa y sobre todo en Estados Unidos.

Sin embargo, el aumento de precios permitió incrementar 2,8% el volumen global de negocios a 59.400 millones de dólares para el ejercicio 2023.

El grupo, que cuenta con más de 2.000 millones de consumidores de sus bebidas en 150 países, pudo así mejorar ligeramente su rentabilidad.

El excedente bruto de explotación (Ebidtda) aumentó 0,7% a 20.000 millones de dólares, pero AB InBev prefiere destacar un incremento de 7% con alcance y tipo de cambio constantes.

"Nuestra empresa ha tenido un nuevo año de crecimiento rentable y constante", celebró el director general, Michel Doukeris, citado en el comunicado.

Para 2024 AB InBev prevé, como en el año pasado, un aumento del Ebidtda de "entre 4% y 8%, en línea con las perspectivas de mediano plazo" del grupo, pero no anuncia un objetivo en términos de aumento de ventas, a diferencia de los ejercicios previos.

El grupo reconoció las dificultades en Estados Unidos, donde su facturación cayó 9,5% el año pasado.

"Todo nuestro potencial de crecimiento se ha visto limitado por el desempeño de nuestra actividad en Estados Unidos", destacó la cervecería, que sigue una estrategia de ampliación y desarrollo centrada en sus marcas más rentables.

"Nuestras megamarcas mundiales generaron un aumento de ingresos de 18,2% fuera de sus mercados nacionales, con Corona a la cabeza con un crecimiento de 22,1%", precisó.

AB InBev destacó también que pudo reducir su deuda gracias un flujo de caja positivo de 315 millones de dólares.

La deuda neta alcanzó 67.600 millones de dólares al 31 de diciembre de 2023, comparado con 69.700 millones de dólares el año previo.




Este sitio usa imágenes de Depositphotos