Desde Brasilia (AFP)

El Banco Central de Brasil volverá a recortar la tasa, pero a menor ritmo

El Banco Central de Brasil (BCB) reducirá el miércoles su tasa básica en 0,75 puntos porcentuales, a 7,50%, casi la mitad del nivel de un año atrás, cuando inició un ciclo de recortes para dinamizar una economía en pleno marasmo, estimaron analistas.

Brasil, préstamos, inflación, crecimiento
El presidente del Banco Central de Brasil, Ilan Goldfajn, el 26 de septiembre de 2017 en el palacio Planalto, en Brasilia - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El Banco Central de Brasil (BCB) reducirá el miércoles su tasa básica en 0,75 puntos porcentuales, a 7,50%, casi la mitad del nivel de un año atrás, cuando inició un ciclo de recortes para dinamizar una economía en pleno marasmo, estimaron analistas.

El recorte sin embargo será menor que en los últimos meses, debido a dudas sobre la capacidad del presidente Michel Temer, desgastado por las denuncias de corrupción, de llevar adelante la reforma del sistema de jubilaciones, reclamada por el mercado, señalaron analistas.

De los 33 especialistas consultados por el diario económico Valor, 32 apuestan por una reducción de 0,75 puntos porcentuales de la tasa Selic, del actual 8,25% a 7,50%, en su novena baja consecutiva.

La Selic quedaría así próxima a su mínimo histórico de 7,25%, vigente desde octubre de 2012 hasta abril de 2013.

noticia
El Banco Central de Brasil (BCB) reducirá su tasa básica en 0,75 puntos porcentuales, a 7,50% (AFP/AFP)

Y quedaría incluso por debajo de esa marca si en su última reunión del año, en diciembre, el Comité de Política Monetaria (Copom) del BCB procediera a un nuevo recorte de 0,50 puntos, a 7%, como prevé la mayoría de los analistas.

Principal herramienta de lucha contra la inflación, la Selic se situaba hace un año en 14,25%, antes de comenzar una serie de descensos reclamados por los sectores productivos para alentar la inversión y el consumo en un país sumido en la peor recesión de su historia.

El reclamo fue oído, tanto más cuanto que la inflación, que había llegado a 10,67% en 2015, cayó a 6,29% en 2016, y continuó cediendo rápidamente.

La caída llegó al punto de situarse actualmente debajo del piso de la meta fijada por el BCB (4,5% con un margen de 1,5 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo): el aumento de precios (índice IPCA) acumulado en doce meses fue en septiembre de apenas 2,54%.

- 'Cautela' política -

El recorte del miércoles y el anticipado para diciembre marcarían pese a todo una desaceleración respecto a los de las últimas reuniones del Copom, cuando llegaron a 100 puntos básicos (un punto porcentual).

Según Jason Vieira, de Infinity Asset Management, el BCB optará por cierta "cautela" ante las incertidumbres del mercado sobre la capacidad de Temer de conseguir la aprobación de su polémica reforma del sistema de jubilaciones, clave en la estrategia del gobierno para conseguir equilibrar su rojo fiscal después de dos años de recesión (el PIB brasileño se contrajo 3,8% en 2015 y 3,6% en 2016, antes de iniciar este año una tímida recuperación).

"Después de un año de recortes bastante intensos, se observa que el problema fiscal continúa" y que "los imponderables políticos son muy grandes", dijo Vieira a la AFP.

Por eso, el BCB considerará probablemente que es el momento de levantar el pie "para observar, antes de llegar a una conclusión".

Temer, de 77 años, espera ganar holgadamente la votación en la Cámara de Diputados que decidirá el miércoles si las acusaciones de "asociación criminal" y "obstrucción a la justicia" que pesan en su contra deben ser analizadas por la corte suprema o congeladas hasta la conclusión de su mandato, a fines de 2018.

El impopular mandatario satisfizo demandas -presupuestarias y políticas- de diferentes grupos parlamentarios para garantizar su apoyo, tal como lo hizo antes de superar una primera votación similar, a inicios de agosto.

Pero eso redujo sus cartas para granjearse el apoyo a la reforma de las jubilaciones.

"Temer se salvará, pero la fuerza política que tendría para llevar a cabo la reforma de las jubilaciones la gasta para mantenerse en el gobierno", sostiene Vieira.




Te puede interesar