Desde Washington (AFP)

Denuncian que una empresa china recogió datos de teléfonos en EEUU

Una compañía de seguridad estadounidense dijo que smartphones de fabricación china muy populares en Estados Unidos envió datos de usuarios y de mensajes a un servidor en China sin el conocimiento de sus propietarios.

China, EEUU, seguridad, telecomunicaciones, privacidad
Un hombre juega con su teléfono el 16 de noviembre de 2016 en Kuala Lumpur - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Una compañía de seguridad estadounidense dijo que smartphones de fabricación china muy populares en Estados Unidos envió datos de usuarios y de mensajes a un servidor en China sin el conocimiento de sus propietarios.

La empresa Kryptowire, con sede en Virginia y que ofrece servicios móviles de seguridad a agencias gubernamentales y empresas privadas, dijo el martes que había descubierto el problema en una serie de teléfonos con sistema Android que utilizan el firmware de la empresa china Shanghai ADUPS Technology.

Esos teléfonos incluyen los populares modelos fabricados por la estadounidense BLU Product, que se venden en tiendas de todo el país.

Agregaron que el firmware -el software incrustado en el teléfono- transmitió periódicamente a un servidor, con fines poco claros, los datos que identificaban al dispositivo, los números de llamadas efectuadas y recibidas, las listas de contactos y los mensajes de texto.

De acuerdo con la denuncia, el firmware podría además ejecutar comandos y reprogramar los teléfonos inteligentes desde una locación remota.

"El firmware podría dirigirse a usuarios específicos y mensajes de texto que coincidan con palabras claves definidas de manera remota", señaló Kryptowire en un comunicado.

El informe generó nuevas preocupaciones de que los fabricantes de dispositivos móviles- en este caso chinos- pueden subrepticiamente extraer más datos personales de celulares o tablets de usuarios de lo que admitan para usarlos comercialmente o con fines de espionaje.

En un comunicado emitido el miércoles, la empresa Shanghai ADUPS dijo que los firmware fueron diseñados para ayudar a eliminar los textos y llamadas basura.

Agregó que una actualización automática realizada para otros clientes se había instalado "inadvertidamente" en los teléfonos BLU Product, y que fue desactivada tras las objeciones de la empresa.

"Ninguna información asociada con esa función, como mensajes de texto, contactos o registros telefónicos fue revelada a otros y toda información recibida de un teléfono BLU durante ese periodo fue eliminada", señaló la empresa china.

El sitio web de Shanghai ADUPS señala que sus servicios de actualización de software y firmware alcanzan a 700 millones de usuarios alrededor del mundo.




Te puede interesar


Visite nuestro Calendario