Desde Sídney (AFP)

Custodia para un padre en Australia pese a sus antecedentes por pederastia

El padre australiano de un niño con síndrome de Down nacido de un vientre de alquiler en Tailandia no lo ha abandonado, consideró un tribunal australiano este jueves, confirmando que podía quedarse con su hermana gemela, pese a una condena por pedofilia en el pasado.

Australia, Tailandia, juicio, niños, salud, delito
La tailandesa Pattaramon Chanbua con Gammy, el bebé que dio a luz con síndrome de Down el 4 de agosto de 2014 en el hospital Samitivej, Sriracha en provincia de Chonburi. - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El padre australiano de un niño con síndrome de Down nacido de un vientre de alquiler en Tailandia no lo ha abandonado, consideró un tribunal australiano este jueves, confirmando que podía quedarse con su hermana gemela, pese a una condena por pedofilia en el pasado.

David Farnell y Wenyu Li provocaron un gran escándalo en 2014, cuando fueron acusados de dejar en Tailandia a Gammy, un bebé con síndrome de Down, regresando a Australia con su hermana gemela Pipah.

La tailandesa Pattaramon Chanbua, que dio a luz a los gemelos, trató de recuperar a Pipah en 2015, tras enterarse de que Farnell había estado en prisión por haber agredido sexualmente a niñas.

Pero el Tribunal de familia de Australia occidental consideró que la niña de dos años podría seguir viviendo con la pareja.

"He decidido que Pipah no debía ser retirada de la única familia que ha conocido para ser entregada a gente que para ella serían extranjeros", escribió el juez Stephen Thackray en su sentencia de 272 páginas.

El magistrado explica que no cree que Pipah esté en peligro por convivir con su padre biológico, señalando que tiene un "fuerte apego a los Farnells".

"Me remito a la opinión de los expertos que dicen que existe un riesgo bajo para Pipah en esa casa, existe un riesgo mucho más elevado si sale de ella", continúa.

David Farnell no está autorizado a quedarse solo con la niña y la pareja deberá mantener informados a los servicios de protección de la infancia de cualquier cambio de domicilio.

El juez consideró que Gammy, que parece "satisfecho" con su familia tailandesa, no había sido abandonado por los Farnells, si no que su madre había insistido en quedárselo.

Pattaramon Chanbua acusó en 2014 a la pareja de haberle pedido que abortara, antes de abandonar al bebé trisonómico con su madre biológica.

La pareja australiana negó que hubiera abandonado al niño por su minusvalía y declaró que lucharía para recuperar su custodia.

#Australia #Tailandia #Juicio #Niños #Salud #Delito


Te puede interesar


Quantcast