Desde Dublín (AFP)

Comisario europeo de Comercio dimite presionado por incumplir restricciones de la pandemia

El comisario europeo de Comercio, el irlandés Phil Hogan, dimitió el miércoles en medio de un escándalo provocado por su participación en una cena de gala en Irlanda pese a las restricciones sanitarias contra el coronavirus.

UE, Irlanda, epidemia, virus, comercio, salud
El entonces comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural Phil Hogan, en rueda de prensa en Bruselas, el 8 de abril de 2019 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El comisario europeo de Comercio, el irlandés Phil Hogan, dimitió el miércoles en medio de un escándalo provocado por su participación en una cena de gala en Irlanda pese a las restricciones sanitarias contra el coronavirus.

Desde hacía varios días, la presión iba en aumento contra este peso pesado de la política irlandesa, cuyas disculpas reiteradas no han podido calmar la indignación en su país.

"He presentado esta noche mi dimisión como comisario europeo de Comercio a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen", indicó Hogan, de 60 años, en un comunicado.

"Cada vez estaba más claro que la controversia en torno a mi reciente visita a Irlanda empezaba a desviar la atención de mi trabajo como comisario europeo y desacreditaría mi trabajo en los cruciales próximos meses", marcados sobre todo por las negociaciones posbrexit con el Reino Unido, añadió.

Hogan reiteró sus disculpas, insistiendo en que no había incumplido las normas sanitarias.

"Es importante decir que no he infringido la ley. Como representante público, habría tenido que ser más riguroso en el mantenimiento de las consignas covid", afirmó.

Ursula von der Leyen aceptó su dimisión. "Respeto su decisión", dijo, añadiendo que agradecía "su trabajo incansable" como comisario de Comercio, uno de los puestos cruciales de la Unión Europea, del que Hogan se había hecho cargo en 2019, tras ocupar el de Agricultura.

El primer ministro irlandés, Micheal Martin, y sus socios de coalición estimaron que era "la medida correcta que se debía tomar".

- Teléfono al volante -

Bajo la presión de la titular de la Comisión Europea, Hogan había descrito el martes, en un comunicado de cuatro páginas, su estancia en Irlanda del 31 de julio al 21 de agosto.

Con la prueba negativa de covid-19 en mano, el comisario se defendió de haber infringido la cuarentena que tenía que haber mantenido a la llegada a su país.

Reconoció, sin embargo, que "no habría tenido que asistir a esa cena", organizada para los 50 años del club de golf del Parlamento irlandés con 82 invitados.

La cena se produjo un día después de la decisión de las autoridades de endurecer las restricciones en las aglomeraciones, prohibiendo reuniones de más de seis personas en el interior.

La celebración de esta gala ya llevó a otras personalidades a dimitir, como el ministro irlandés de Agricultura, Dara Calleary.

Dos días antes del evento, la policía sorprendió al comisario irlandés hablando por teléfono mientras conducía.

- Mal momento -

Hogan tenía uno de los puestos clave y más destacados de la Comisión Europea. Su dimisión se produce en un mal momento, con las relaciones con Estados Unidos, y también con China, especialmente tensas.

La dimisión, relativamente inusual, de un comisario europeo es siempre compleja, porque afecta al conjunto del equilibrio geográfico y político en el que se basa la Comisión, donde cada país de la UE dispone de un puesto de comisario.

Y el equipo de 26 personas presidido por la conservadora Von der Leyen es el resultado de un estudiado equilibrio entre las principales familias políticas de la UE, en función de sus resultados en las elecciones europeas de mayo de 2019.

Para sustituir a Hogan, Dublín podría proponer a un ex alto funcionario de la Comisión, el irlandés David O'Sullivan, de 67 años, según una fuente europea citada el miércoles por Politico.

#Ue #Irlanda #Epidemia #Virus #Comercio #Salud


Te puede interesar


Quantcast