Desde Farnborough (Reino Unido) (AFP)

Arranca en Reino Unido el salón aeronáutico de Farnborough, en plena ola de calor

El sector aeronáutico mundial se reúne el lunes en el salón de Farnborough, Reino Unido, bajo una importante ola de calor y en un contexto de aumento del tráfico aéreo y de los presupuestos de defensa.

aéronautique, aeroespacial, defensa, GB, aviación
Unos visitantes suben a un avión Boeing 777X expuesto en Salón Aeronáutico de Farnborough, el 18 de julio de 2022 en esa localidad británica - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El sector aeronáutico mundial se reúne el lunes en el salón de Farnborough, Reino Unido, bajo una importante ola de calor y en un contexto de aumento del tráfico aéreo y de los presupuestos de defensa.

Durante cinco días, el salón recibirá cerca de 80.000 personas en un aeropuerto del suroeste de Londres usado habitualmente para los vuelos de negocios.

"Va a ser el Farnborough más caluroso, beban mucho agua, lleven un sombrero y no se sorprendan si ven a mucha gente sudando", bromeó Richard Evans, analista en el gabinete especializado Cirium.

El Reino Unido emitió por primera vez una alerta roja por "calor extremo" para el lunes y el martes.

noticia
El primer ministro Boris Johnson habla durante la inauguración del Salón Aeronáutico de Farnborough, el 18 de julio de 2022 en esa localidad británica (AFP/Pool/AFP)

Para Farnborough se anuncia una temperatura de 37ºC en la pista del aeropuerto, donde se expondrán decenas de aeronaves de los grandes constructores, como Airbus y Boeing, así como helicópteros y aviones de combate.

A pesar de las altas temperaturas, el salón "se desarrollará como previsto", aseguraron los organizadores, que dispusieron puntos para abastecer agua y zonas con sombra.

Este salón, que se celebra cada dos años y es el más importante del sector junto al de Bourget (cerca de París), debió ser anulado en 2020 por la pandemia de covid-19, que dejó a los aviones en tierra y al sector en una de sus peores crisis.

"Es el primer salón aéreo mundial desde hace tres años, desde París 2019", recordó Gareth Rogers, director general del salón.

Desde entonces, el tráfico aéreo recupera poco a poco el ritmo. En mayo se situó cerca de dos tercios del nivel de 2019; se espera que los vuelos domésticos lo alcancen en 2023 y que los de larga distancia lo hagan en 2025, según la Asociación internacional del transporte Aéreo (IATA, en inglés).

La recuperación se ha visto acompañada por la falta de personal en numerosas compañías aéreas y aeropuertos por los despidos durante la crisis sanitaria y, ante su incapacidad para responder a la demanda, se ven obligados a anular miles de vuelos.

? Presión climática ?

Pero las compañías se preparan también para renovar sus flotas con aviones más modernos con menor consumo de carburante, emitiendo así menos CO2: un imperativo para un sector señalado con el dedo ante la urgencia climática y el movimiento "Flygskam" (en sueco, vergüenza de volar).

El salón será, a su vez, el escenario de la rivalidad y competencia entre el europeo Airbus y el estadounidense Boeing. En 2018, los pedidos y contratos firmados durante el salón se elevaron a un total de 192.000 millones de dólares, más de 1.400 aviones, según los organizadores.

Por otro lado, el tráfico aéreo previsto para 2050 se calcula en unos 10.000 millones de pasajeros, el doble que en 2019, por lo cual los dos grandes constructores se frotan las manos.

Airbus prevé una necesidad de 39.500 aviones nuevos; Boeing, 41.200, según las perspectivas publicadas los últimos días.

Además, la invasión rusa de Ucrania provocó una reacción en cadena del aumento de los presupuestos de las fuerzas armadas en Europa, por lo que también se incrementarán las necesidades de material de defensa.

"Evidentemente, vemos que hay un interés mayor por la parte de defensa del salón", consideró Gareth Rogers.

Sin embargo, a diferencia de los acuerdos comerciales de aviación, los contratos de armamento firmados en el salón no se dan a conocer.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos