Desde Washington (AFP)

Acuerdo en el Congreso de EEUU para evitar parálisis del Estado federal

A dos días de la fecha límite, los negociadores demócratas y republicanos del Congreso federal de Estados Unidos llegaron este martes a un acuerdo para financiar al Estado federal hasta octubre de 2015 y evitar el cierre de las administraciones federales en la noche del jueves.

EEUU, Congreso, presupuesto, economía, salud, Ebola, cannabis
La noche cae en el Capitolio en Washington D.C. el 4 de noviembre de 2014 - AFP/Getty Images North America/AFP
Anterior Siguiente

A dos días de la fecha límite, los negociadores demócratas y republicanos del Congreso federal de Estados Unidos llegaron este martes a un acuerdo para financiar al estado federal hasta octubre de 2015 y evitar el cierre de las administraciones federales en la noche del jueves.

El Congreso votará en los próximos días, según un calendario aún no anunciado, una ley de finanzas general por 1,014 billones de dólares para el ejercicio presupuestal 2015 (octubre 2014-septiembre 2015), anunciaron los legisladores encargados de las negociaciones, el representante republicano Hal Rogers y la senadora demócrata Barbara Mikulski.

El estado federal tiene financiamiento hasta el jueves 11. En octubre de 2013, al no haberse llegado a tiempo a un acuerdo para adoptar una ley de finanzas, el Congreso desencadenó una parálisis gubernamental que duró 16 días.

El sector de defensa recibirá 554.000 millones de dólares, 64.000 millones de ellos para operaciones en el exterior, incluyendo los 5.000 millones solicitados por el presidente Barack Obama para financiar la guerra contra la organización estado Islámico. En este paquete de urgencia, 1.600 millones de dólares serán consagrados al entrenamiento y el equipamiento de las fuerzas iraquíes y kurdas.

El plan para equipar y entrenar a los rebeldes moderados sirios recibirá 500 millones de dólares. La cámara de Representantes, dominada por la oposición republicana, era reticente a destinar dinero a ese programa.

El Congreso, en cambio, no otorgó todos los fondos reclamados por Obama para luchar contra la epidemia de ébola en el extranjero. Concedió 5.400 millones de dólares con ese objetivo, 800 millones menso que los pedidos por el presidente.

En represalias contra el plan de regularizaciones provisorias de los inmigrantes indocumentados anunciado por el gobierno el 20 de noviembre, el Congreso financiará al Departamento de seguridad Interna, del que dependen los servicios de inmigración, sólo hasta el 27 de febrero próximo.

En esa fecha, los republicanos también controlarán el Senado, y tienen la intención de adoptar una ley de finanzas que restringirá las regularizaciones anunciadas por Obama, a las que consideran ilegales.

Un artículo de la nueva ley impide por otra parte a la ciudad de Washington legalizar el consumo de cannabis, a pesar de que ésta fue aprobada en un referéndum, en noviembre.

El Congreso dispone de poderes de veto sobre las resoluciones presupuestales adoptadas por la capital federal.




Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos