Desde Bangkok (AFP)

Absuelto en Tailandia el presunto cerebro de importante tráfico de animales

El presunto cerebro de un importante tráfico de animales salvajes en Asia, detenido hace un año en Tailandia, fue puesto en libertad "en beneficio de la duda", informó el miércoles un tribunal tailandés.

Tailandia, animales, medioambiente, juicio, Vietnam, China
Boonchai Bach (I), presunto capo del comercio ilegal de especies en peligro de extinción en Asia, junto a la policía tailandesa en Bangkok tras su arresto el 20 de enero de 2018 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

El presunto cerebro de un importante tráfico de animales salvajes en Asia, detenido hace un año en Tailandia, fue puesto en libertad "en beneficio de la duda", informó el miércoles un tribunal tailandés.

La corte examinó este caso el martes y otorgó "al sospechoso el beneficio de la duda". "Así, no es necesario que comparezcan los testigos", indicó el miércoles a la AFP una portavoz del tribunal de la provincia de Samut Prakan, al sur de Bangkok.

Detenido a principios de 2018 en el noreste del país, Boonchai Bach, un vietnamita-tailandés, estaba acusado de organizar el tráfico entre África y Tailandia de 14 cuernos de rinocerontes de un valor de cerca de un millón de dólares.

Según Freeland, una oenegé que lucha contra el tráfico, controlaba una importante cadena de abastecimiento desde Asia y África hacia Laos, Vietnam y China.

Estos dos últimos países forman parte de los principales mercados del comercio ilegal de especies amenazadas o protegidas, pues los productos derivados de los colmillos de elefante, de los cuernos del rinoceronte o de las escamas de los pangolines se utilizan en la medicina tradicional por sus supuestas virtudes contra el cáncer o la impotencia sexual, entre otros.

Poco después del arresto de Boonchai Bach, la policía indicó que el sospechoso había "admitido su implicación" en el tráfico.

Freeland aportó después numerosos documentos para la acusación.

Pero, "aparentemente, no se aportó ninguna otra prueba importante contra Boonchai. Y el único testigo modificó su testimonio en su comparecencia ante el tribunal", lamentó Steven Galster, fundador de Freeland, en su página de Facebook.

Se trata de "uno de los mayores traficantes que han sido arrestados, pero al final, el caso fue tratado, en total discreción, como si se tratara de una infracción de estacionamiento", agregó, esperando que las autoridades tailandesas recurran la decisión.

La junta militar que está en el poder en Tailandia desde 2014 se comprometió a reprimir duramente el comercio ilegal de especies salvajes, pero las asociaciones ecologistas consideran que las medidas adoptadas son insuficientes.

Por su parte, Pekín anunció en octubre una reanudación limitada del comercio de productos procedentes del tigre y del rinoceronte, lo que provocó la ira de los ecologistas, que denunciaron un "decreto mortal" para esas especies en peligro.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos