Complejo Arqueológico de Qenqo - Kenko en Cusco

Qenqo, que significa laberinto, es un sitio muy especial. En la cosmovisión andina, esta huaca fue construida para evocar a Kaypacha, la antigua serpiente u origen de la vida. Además, los antiguos peruanos usaron este sitio para comunicarse con otras deidades como el sol, la montaña, la luna, la tierra y las estrellas. Todo está dispuesto de manera secreta y mágica: los canales, los laberintos, el anfiteatro y la sala de sacrificios.


Complejo Arqueológico de Qenqo - Kenko

Novedades en Facebook

 

Complejo Arqueológico de Qenqo - Kenko
Ubicación: Qenqo se encuentra a 4 km de la ciudad de Cusco (15 minutos aproximadamente) 
Cusco - Perú
   
Horario de Visita
Todo el Año: 8:00 a.m. a 5:00 p.m.
   
Tarifas
Ingreso  libre  

 

INFORMACIÓN

Aunque el nombre original de este adoratorio no se conoce, los conquistadores españoles decidieron nombrarlo con la palabra quechua Q`enqo, que significa "laberinto", acaso por las laberínticas galerías subterráneas o por los pequeños canales labrados en las rocas en forma de zigzag.

Los españoles clasificaron este monumento como un anfiteatro, seguramente porque muestra una construcción semicircular. En realidad, se ignora la finalidad de esta construcción ciclópea, que bien puede ser un altar, un tribunal o la tumba de un inca, tal vez de Pachacútec. Se presume que fue uno de los santuarios más importantes que hubo en el incanato.

Ambos son lugares de culto cuya naturaleza aún no se ha podido descifrar, pero en los que destaca la predilección de los incas por la piedra y el cuidado que tuvieron en su tallado.

 



Ubicación (3580 msnm)

A 4 y 6 kms. (5 min. al noreste del Cusco) por carretera asfaltada se hallan los sitios arqueológicos de Quenqo. Son dos los lugares: el Grande, que se encuentra al pie del camino que va desde Sacsayhuamán hasta Písac; y el Chico, que está a 350 metros al oeste del anterior, sobre la ladera. Este adoratorio se encuentra ubicado sobre lo que hoy se conoce como el cerro Socorro y abarca un área que sobrepasa los 3,500 metros cuadrados.



QENQO GRANDE

El Anfiteatro

Durante el incanato este lugar fue un templo para ceremonias públicas. Se trata de una enorme área semicircular de 55 metros de largo con 19 hornacinas incompletas distribuidas a lo largo del muro. En algunas publicaciones se afirma que las hornacinas estaban dispuestas alrededor del anfiteatro a manera de asientos para las entidades a las que se les rendía culto, pero de acuerdo a investigaciones recientes es muy probable que en realidad hayan sido las bases de un gran muro. Delante del área libre se encuentra un gran bloque de piedra de 6 metros de altura que descansa sobre un sólido pedestal rectangular. Es posible que haya sido una gigantesca escultura que debió haber tenido modelaciones zoomorfas. La falta de precisión, se debe a los rastros de la destrucción causada por los extirpadores de idolatrías (personas encargados de eliminar los íconos propios del culto local) durante la Colonia. Posee además una saliente rocosa decorada con un pasaje que conduce a una sala subterránea, un complejo de andenes, habitaciones y un sistema de canales de drenaje destinado a evacuar el agua del lugar.

 



La piedra labrada
Detrás de esa piedra se levanta un promontorio rocoso en el que una escalera labrada en la roca viva conduce a la cumbre. Allí nace el pequeño canal en zigzag que, a partir de un hoyo menor, desciende para luego bifurcarse en una rama que sigue la pendiente y otra que llega a la cámara subterránea al interior del roquedal.

Pudo haber servido para conducir la chicha ofrendada o la sangre de los sacrificios de llamas de algún ritual aún no esclarecido. En la misma cumbre quedan restos tallados de lo que pudo ser un cóndor, cuya cabeza fue rota, así como la de un puma. También pueden advertirse restos de una habitación.

Intihuatana y Observatorio Astronómico
Sobre la roca viva allanada y pulida sobresalen dos cilindros de corta altura. Es probable que haya sido un intihuatana, que se traduce como "lugar donde se amarra al sol", es decir, permite calcular la posición del sol. No se sabe de qué modo funcionaba este artefacto. Es un enigma hasta la actualidad. Pero se presume que era una especie de observatorio astronómico utilizado para medir el tiempo, para establecer las estaciones, determinar los solsticios y equinoccios, y como adoratorio se rendía culto al Sol, a la Luna, a Venus y a las estrellas.

 



Cusilluchayoc
Es un nombre quechua que significa "templo o lugar que tiene monos". Se encuentra a 500 metros directamente al este de Quenqo Grande. Posee una piedra tallada de casi dos metros de alto en la que algunos creen ver la forma de un sapo. En esa roca todavía son visibles relieves de serpientes y de monos que pudieron haber dado nombre al lugar.

La cámara subterránea
El labrado de la roca realizado aquí es toda una proeza. Pisos, techos, paredes, mesas y nichos, fueron cuidadosamente tallados en la roca viva. Sin duda, fue un lugar de culto para ritos secretos y escondidos. Los constructores del lugar completaron su composición con habitaciones de servicio en el perímetro. Posee además andenes y canales para la evacuación del agua de lluvia.

Está ubicada muy cerca del intihuatana. El historiador cusqueño Víctor Angeles la describe de la siguiente manera: "parte de un pequeño hoyo, se desplaza en plano inclinado y línea quebrada, luego se bifurca, uno de los ramales conducía el líquido puesto a circular hasta la Cámara Subterránea o Sala de los Sacrificios". El líquido pudo ser la sangre de los seres sacrificados (animales y/o humanos) a los dioses.

 



La sala mortuoria
El misterio del culto andino es uno de los atractivos de la cultura inca. Sobre la denominada "Sala de los Sacrificios", las dudas aún no se han resuelto. Se trata de una cámara subterránea, labrada íntegramente en una gigantesca roca. En la porción baja del gran roquedal se encuentran labrados suelo, techo, paredes, mesas, alacenas y vanos. Se dice que esta cámara subterránea pudo haber sido utilizada para embalsamar orejones, pero también es posible que allí se hayan llevado a cabo sacrificios humanos y de animales.


QENQO CHICO

El sitio Quenqo Chico, bastante más destruido que Quenqo Grande, muestra restos de muros altos, planeamiento circular y el mismo labrado cuidadoso de la roca.

Fuente:  www.cusco-peru.org

 

 

 

 

 

Mapa



Miquer Alberto Rivera Santiváñez de PERÚ, el 31/07/2013 - 09:56 PM

Con saludos. Hablemos claro. La civilización Inca fue la obra de sociedades secretas. ¿Por qué debía ser llevado su desarrollo así? Los sabios se protegieron de los grupos humanos que solamente trataron de arreglan sus problemas a porrazos. Con el paso de los años, se vieron obligados a tener ejércitos (y eso fue gran problema posterior, porque pedían más de lo necesario, es decir mezclarse con la sangre incaica). Luego debido a su visión dualista del mundo, los incas desarrollaron las dos caras: la visible y la invisible, su esencia y apariencia; llegando a mostrar ante los extraños solo lo permitido, según su distancia y rango. Es decir, semejando las sociedades secretas antiguas y contemporáneas, solamente los miembros probados pudieron conocer lo que sustentaba el círculo interior. No hubo lugar para el extraño, ni siquiera para el “miembro de adopción temporal”. Los verdaderos miembros de la élite, supieron administrar sus conocimientos por medio de la transmisión personal, sin libros. Antes de Pachacútec la sucesión al trono llegaba con puñetazos entre los hijos: pero él dio la orden que solamente accederían al trono los mejores, luego de aprobar su escuela de los misterios, me refiero al trayecto hacia el templo quedebíaexaminar el sumo sacerdote, verdadero guía mental del incanato. Por esta causa muchos pretendientes al reino quedaron relegados a puestos secundarios. Por lo tanto es bueno saber que los españoles no enfrentaron a un verdadero inca. Los españoles llegaron durante la dirigencia de los elegidos por segundones, es decir por generales en un lado y en el otro bando los orejones. La historia nos enseña que no es bueno tener hijos en muchas esposas, porque luego causaron las caídas de grandes imperios. Por lo tanto interesa en esta parte aclarar: Kenko es parte de un trayecto iniciático, es decir contiene parte del Inca Simi, para quienes a través de las edades se justifiquen dignos del saber profundo. Por lo tanto, lo que se hizo histriónicamente por años pasados frente a la muchedumbre, cuya expresión deformada se siguen repitiendo en actuaciones para turistas, no contiene su esencia. Por lo tanto debo solicitar a las autoridades,por favor mayor protección a los monumentos antiguos, para que no suceda nuevamente lo que hicieron una vez en Kenko, cuando dinamitaron una porción de su estructura con permiso de personas sin correcta educación, para complacer a extranjeros desadaptados. Deseando parabienes, hasta pronto. Por MARS RH+ ARTÍFICE DE SUEÑOS


Otros Lugares cercanos »

Cuarto del Rescate »

En Cajamarca fue capturado el Inca Atahualpa y para obtener su libertad, se comprometió a llenar una vez de oro y dos veces de plata y piedras preciosas hasta donde alcanzara su mano, en la habitación que se hallaba preso, es así que surge la denominación de "Cuarto del Rescate". Por el valor de lo recibido por Francisco Pizarro Gonzáles y sus hombres, este ha sido el rescate más elevado de la historia.

Complejo Arqueológico Chan Chan »

Este centro urbano prehispánico representa la ciudad de barro más grande de América prehispánica. Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1986. La ciudadela exhibe red de calles, canales, reservorios, plazas, templos piramidales y palacios.

Conjunto Arqueológico de Saywite »

Considerado como un centro religioso de culto al agua. El conjunto tiene un área intangible de 60 hectáreas dividido en seis sectores.

Complejo Arqueológico Huaca Chotuna Chornancap »

A 12 km al oeste de la ciudad de Chiclayo (15 minutos en auto), ubicado en el distrito de San José y Lambayeque. Es uno de los principales monumentos arqueológicos que se conservan casi intactas a pesar de los años y la acción depredadora del hombre.

Complejo Arqueológico Gran Vilaya »

Ubicada al oeste de la Fortaleza de Kuelap, dentro de un área aproximada de 6 ha, es una zona donde existen numerosos asientos arqueológicos que se relacionan entre sí. Allí se han contabilizado alrededor de 5000 edificaciones circulares y rectangulares de piedra caliza ornamentadas con frisos romboidales que pertenecieron a la época del reino de los Chachapoyas (1100 al 1350 d.C.).

Cerro de Chepén y Via Crucis »

El atractivo de este lugar radica en la presencia de un conjunto de edificios arqueológicos prehispánicos, así como la existencia de 23 estatuas colocadas en épocas recientes, que forman parte de un recorrido religioso católico que emula el Vía Crucis.