Día Internacional de la Fraternidad Humana

Categoría: Internacional | 04 de febrero
Anterior Siguiente
Calendario en Google News

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró este día con el propósito de reafirmar o los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y la Declaración Universal de Derechos Humanos, en particular el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Fraternidad Humana


Esta celebración está íntimamente ligada a la histórica firma del Documento sobre la Fraternidad Humana para la Paz y la Convivencia Mundial. Los firmantes de este documento, el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, dedicaron más de un año a su redacción antes de firmarlo en Abu Dhabi, el 4 de febrero de 2019. Se trata del 800 aniversario del encuentro de San Francisco con el sultán al-Malik al-Kamal en 1219.

El 21 de diciembre de 2020, la ONU declaró el 4 de febrero como Día Internacional de la Fraternidad Humana, a partir de 2021. Al adoptar la iniciativa, la Asamblea General de la ONU invitó a los Estados miembros, al sistema de las Naciones Unidas y a otros a observar el día anual de la manera que cada uno considere apropiada para promover el diálogo interreligioso e intercultural.

En estos momentos, necesitamos la valiosa aportación que hacen las personas de todas las religiones o creencias a la humanidad, así como la contribución que el diálogo entre todos los grupos religiosos puede aportar para que se conozcan y se comprendan mejor los valores comunes compartidos por toda la humanidad.

Es fundamental también generar una mayor conciencia sobre las diferentes culturas y religiones o creencias y sobre el papel de la educación en la promoción de la tolerancia. Esto implica la aceptación y el respeto de la diversidad religiosa y cultural por parte de la opinión pública, especialmente con respecto a las expresiones religiosas. Asimismo, la educación, en particular en la escuela, debe contribuir de manera significativa a promover la tolerancia y eliminar la discriminación basada en la religión o las creencias.

Son la tolerancia, la tradición pluralista, el respeto mutuo y la diversidad de religiones y creencias las que promueven la fraternidad humana. Por tanto, son necesarias actividades que promuevan  el diálogo entre religiones y culturas para aumentar la paz y la estabilidad social, el respeto por la diversidad y el respeto mutuo, y para crear, a nivel mundial y también regional, nacional y local, un entorno que propicie la paz y la comprensión mutua.

Fuente:[Naciones Unidas]




Este sitio usa imágenes de Depositphotos