Santoral - 16 de febrero

Fecha en que se recuerda el nombramiento de santos por parte de la Iglesia Católica.

Categoría: 16 de febrero - Santoral - 16 de febreroSantoral

DePeru.com | 16 de febrero



Santa Juliana


 

Beata Felipa Mareri

Nació a finales del siglo XII, en 1195, perteneció a la familia de los Materi. Fue orientada hacia la vida religiosa por Francisco de Asís, entre los años 1221 y 1225, cuando el santo peregrino por el valle de Rieti, se hospedaba en casa de sus padres. Así fue que Felipa tomó la decisión de consagrarse a Dios, a pesar de la oposición de su familia, por lo que huyó del a casa paterna con su hermana y unas compañeras y se refugió en una gruta de los montes cercanos al castillo, allí permaneció hasta que sus hermanos Tomás y Gentil le dieron el castillo de su propiedad de San Pietro de Molito y la antigua iglesia benedictina.

Allí se trasladaron y se organizaron para una vida claustral, según las normas que san Francisco le dio a Santa clara.

Felipa se ocupó de la guía del monasterio con gran esmero, la principal actividad era el culto a Dios, la vida litúrgica, la lectura, la oración y contemplación, el servicio a los pobres y el apostolado.

La beata murió en el monasterio el 16 de febrero de 1236.

 

Beato Bernardo de Escammaca

Nació en Catania (Sicilia) en el año 1430. Se incribió en los frailes predicadores en el año 1452.

Allí se dedicó a la devoción a Dios y la misericordia al prójimo, procuró la edificación de un hospital, fue de los primeros religiosos observantes de Santa Zita de Palermo, prior de Santo Domingo en Catania, luego en Palermo y vicario general de los conventos reformados de Sicilia.

Fue un gran predicador. Murió en Catania.

 

Beato Federico Bachstein y 13 compañeros

Nació a finales del siglo XII, Fr. Federico Bachstein, Fr. Juan Martínez, Fr. Bartolomeo Dalmasono, Fr. Simone (sacerdotes); Fr. Cristoforo Zelt, Fr. Giovanni Didak, Fr. Emanuel, Fr. Giovanni Bodeo (hermanos laicos); Fr. Girolamo dei Conti Arese (diácono); Fr. Gaspare Bodeo (subdiácono); Fr. Giacomo y Fr. Clemente (profesos temporales); y Fr. Giovanni y Fr. Antonio (novicios). 4 eran bohemios, 4 italianos, 3 alemanes, 1 español, 1 francés y 1 holandés.

Los catorce frailes ocuparon las ruinas del convento de Nuestra Señora de las Nieves, en Praga, en 1604, tenía la meta de reconstruirlo, pero fueron víctimas de la situación política en Reino Checo.

Su martirio se inserta en la lucha entre protestantes y católicos.

El 15 de febrero de 1611, una multitud de husitas, calvinistas, luteranos, irrumpieron en el convento franciscano de Praga.

Allí fueron masacrados 14 frailes. Luego de los asesinatos, comenzaron a destruir el convento y eliminaron documentos sobre la administración del lugar.

Desnudaron, descuartizaron y expusieron los cuerpos mutilados de los religiosos durante cuatro días en la iglesia de la Virgen de las Nieves.

Dos mujeres pías envolvieron los cadáveres en sábanas blancas y los enterraron cerca del convento.

 

Beato José Allamano

Nació en Castelnuovo d’Asti (Turín), el 21 de enero de 1851. A los tres años quedó huérfano de padre. El 20 de setiembre de 1873 se ordena sacerdote, a los 22 años de edad.

En 1880, el arzobispo busca un rector para el santuario de Nuestra Señora de la Consolata, patrona de Turín, junto con su amigo el padre Santiago Camisassa, recupera y embellece el santuario.

En 1900 cae gravemente enfermo, pero se cura milagrosamente. Allamano escribió una carta al cardenal de Turín, en la que pide la fundación de un instituto misionero, el proyecto fue autorizado y un año después de su curación. En 1902 parten los primeros cuatro misioneros, dos sacerdote y dos hermanos.

Nueve años más tarde, el 29 de enero de 1910, se crea la Fundación de las Misioneras de la Consolata.

 

Beato Mariano Arciero

Nació en Contursi (Salerno, Italia), el 26 de febrero de 1707, creció en una familia de pocos recursos, con apenas 8 años, fue a trabajar al servicio de casa de los Parisi, donde uno de sus miembros lo tomó bajo su cuidado y a quién Mariano ayudaba cuando enseñaba el catecismo a los niños.

A los 22 años, viajó a Nápoles, se incorporó a la Congregación Eucarística del jesuita Francesco Pavone de Catanzaro.

Estudió literatura y filosofía en el colegio Máximo de los jesuitas en Nápoles. Fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1731.

Fue un modelo en caridad, un activo apóstol en almacenes, callejones, hospitales.

Genaro Fortunato al ser nombrado obispo en Cassano, lo quiso para su diócesis.

Allí dedicaba seis horas al día a la predicación y educación a los niños. El obispo Fortunato lo convirtió en el primer párroco de la iglesia de Altomonte, luego de la Iglesia de la Anunciación que se estaba construyendo en Maratea y luego en el director espiritual en la congregación de clérigos y laicos.

El arzobispo cardenal Sersale le confió la dirección del Seminario Diocesano que realizó por 30 años. En 1768 fue nombrado padre espiritual de la Conferencai de las Santas Misiones y construyó para esta sociedad una iglesia más grande.

Murió el 16 de febrero de 1788.

 

Beato Nicolás Paglia

Nació a finales del siglo XII en Giovinazzo, cerca de Bari (Italia), mientras estudiaba en Bolonia, santo Domingo, le pidió ingresar a su orden.

Era un excelente predicador y realizó numerosos milagros según sus contemporáneos. Fue dos veces prior provincial de provincia de la Orden.

Colaboró con la fundación de numerosos conventos, promovió el estudio de la biblia.

Murió en el convento de Perusa, fundado por él.

San Marutas de Martirópolis

Fue un ilustre padre de la iglesia siria a fines del siglo IV. Era obispo de Maiferkat. El santo reunió las actas de los mártires durante la persecución del rey Sapor y trasladó a su diócesis gran cantidad de reliquias, por lo que la ciudad episcopal acabó por llamarse Martirópolis.

San Marutas escribió varios himnos en honor a los mártires.

 

Santa Juliana

Juliana era hija de una familia ilustre, su padre fue perseguidor d elos cristianos y su madre agnóstica. Juliana se hizo bautizar en secreto, desea consagrar su vida a Cristo y no obedecer los planes de casamiento que tiene su familia para ella.

Eluzo un senador joven, desea casarse con Juliana, ella no lo acepta y le pone una condición que cree imposible, le dice que no lo hará mientras no sea juez y prefecto de la ciudad.

Eluzo gracias a su influencia lo logra y continúa sus pretensiones con Juliana. Ella aún lo rechaza, y ahora le pone como condición que se convierta al cristianismo por lo que el pretendiente le informa al padre de la negativa de su hija y la nueva condición de Juliana.

Convertida al cristianismo colaboró con la difusión de la fe, fue encarcelada, torturada y decapitada en el año 305.

 

Santos Mártires de Cesarea

En Césarea de Palestina, los santos mártires Elías, Jeremías, Isaías, Samuel y Daniel, fueron arrestados y condenados a tormentos y a la pena de muerte, por  haber servido a los confesores condenados a las minas. Luego de ellos, fueron martirizados Pánfilo, presbítero, Valente, diácono de Jerusalén, Pablo, de lamnia, Porfirio, siervo de Pánfilo; Seleudo, capadocio que poseía un grado en la milicia  y Teodulo, anciano de la familia del prefecto Firmiliano. El capadocio Julián, que llegó como peregrino, fue denunciado por haber besado los cuerpos de los mártires y fue quemado a fuego lento por orden del prefecto.

Fuente: [catholic.net]