Día Internacional para la Tolerancia

El 16 de noviembre de 1995, los Estados miembros de la UNESCO (la agencia de Naciones Unidas para la Cultura y la Educación) habían aprobado la Declaración de Principios sobre la Tolerancia y el seguimiento del Año de las Naciones Unidas para la Tolerancia, que se había celebrado ese mismo año.

Categoría: Internacional

DePeru.com | 16 de noviembre



 

La tolerancia es una idea nueva que necesitamos más que nunca. Nos lleva a respetar la diversidad de las culturas, las maneras de vivir y de expresar nuestra condición de seres humanos. Es un requisito para la paz y el progreso de todos los pueblos en un mundo diversificado, cada vez más conectado.

La UNESCO nació hace precisamente 70 años, el 16 de noviembre de 1945, día internacional de la tolerancia, de la idea de que las guerras pueden evitarse si los pueblos aprenden a conocerse mejor y entienden que en la fecunda diversidad de sus culturas, lo que los une es más fuerte que lo que los divide. Esos principios fueron reafirmados 20 años atrás, en la Declaración de Principios sobre la Tolerancia, que la UNESCO aprobó en 1995. En un mundo globalizado, que atraviesan múltiples culturas y orígenes y oleadas de imágenes e informaciones sobre el Otro, la tolerancia es la base de una ciudadanía sostenible.

La tolerancia no es la aceptación pasiva o muda de la diferencia: es indisociable del respeto de los derechos humanos fundamentales. Es un compromiso de cada día a iniciar los intercambios y el diálogo, pese a las dificultades, pese a las incomprensiones que pueden nutrir el repliegue en sí mismo. Es un llamamiento a mirar de manera crítica los prejuicios y las ideas preconcebidas. 

Cuando el extremismo violento difunde por doquier, en el terreno y las redes sociales, su lógica de odio e intolerancia, cuando se persigue, se discrimina o se excluye a seres humanos por su religión o sus orígenes, cuando las crisis económicas agudizan las fracturas sociales y tornan más difícil la aceptación del otro, ya sea minoría, extranjero o refugiado, debemos ofrecer otro discurso y dar a oír el mensaje abierto y exigente de la tolerancia. Debemos hacer que se perciban más claramente las lecciones del pasado y las atrocidades a las que pueden llevar el rechazo del otro, el racismo y el antisemitismo.

La diversidad es una realidad: nos llama a forjar políticas y comportamientos adaptados, cuyo eje es la tolerancia. El mundo actual nos presenta justamente considerables oportunidades de comprendernos mejor, compartir nuestras historias, construir un espacio público a escala planetaria, para enriquecer nuestra mirada e intercambiar las perspectivas. Nos invita a fortalecer la solidaridad intelectual y moral entre los pueblos, mediante la cooperación educativa, el diálogo de las culturas, el aprovechamiento compartido de saber y la libre circulación de la información. La tolerancia es un medio para construir la paz y también un acelerador de la innovación y la creación que nos abre a otras maneras de ver el mundo. Esta misión fundadora de la UNESCO no se decreta mediante leyes y declaraciones: se sustenta en la voluntad y los esfuerzos cotidianos de los ciudadanos del mundo que hacen crecer esta cultura de la tolerancia; este Día nos brinda la ocasión de apoyarlos.

Fuente: [Unesco]