Orden jerárquico de la Iglesia Metodista Unida

Fundada en el año 1968, la Iglesia Metodista Unida es una de las denominaciones cristianas de gran influencia, que cuenta con aproximadamente 12 millones de miembros a nivel mundial, teniendo en Estados Unidos y Canadá la mayor cantidad de feligreses.



Su organización es muy centralizada y en cadena. Su gobierno es jerárquico, donde las congreaciones locales dependen de la congregación central, enviando informes y ciertas contribuciones económicas.

Además, tienen una junta oficial compuesta por hombres y mujeres, los cuales se encargan de los asuntos de la congregación local, pero respecto a las decisiones, todos estos asuntos deben ser tratados por los varones, sean ancianos o no.

De acuerdo a lo que indican los líderes de la Iglesia Metodista, se hable de la organización como una ‘conexión’, que es su concepción-base desde sus inicios. Su fundador, John Wesley vio la necesidad de organizar un de comunicación, rendición de cuentas y desarrollo que él llamó “la conexión”, esto es, un sistema interconectado de clases, áreas, sociedades y conferencias anuales. Estás se conforman de la siguiente manera:

Administración General

Tan igual como lo expresa la Constitución de los Estados Unidos, los metodistas unidos han adoptado una rama legislativa (Conferencia General), una rama judicial (Concilio Judicial) y una rama ejecutiva (Concilio de Obispos).

Conferencia General

La Conferencia General es el cuerpo legislativo más importante de la Iglesia Metodista Unida y es el único cuerpo que puede hablar oficialmente a nombre de la iglesia. Se reúne cada cuatro años con una asistencia de no menos de 600 delegados y no más de mil.

La Conferencia General establece las condiciones, privilegios y deberes de los miembros de la iglesia; los poderes y deberes de presbíteros, diáconos, ministros diaconales y pastores locales; así como los poderes y deberes de las conferencias anuales, conferencias misioneras, conferencias de cargo y reuniones congregacionales.

También autoriza la organización, promoción y trabajo administrativo de la iglesia. Define los poderes y deberes del episcopado, autoriza el himnario y libro de culto oficiales, provee de un sistema y procedimientos judiciales, inicia y dirige toda iniciativa conexional de la iglesia y emite otra legislación para la operación de la iglesia.

Concilio Judicial

Se trata de la “Corte Suprema” de la denominación, cuyo trabajo es interpretar la ley de la iglesia y determinar la constitucionalidad de los procedimientos a todo nivel de la vida de la iglesia.

Está compuesto de nueve miembros, laicos y clérigos, que son elegidos por la Conferencia General y, normalmente, se reúne dos veces al año, a fin de considerar si las acciones de los varios cuerpos de la iglesia se adhieren a la constitución y siguen las normas fijadas en el Libro de Disciplina.

Por lo general, los casos son remitidos al concilio por el Concilio de Obispos, las conferencias anuales o la Conferencia General. Según la constitución, las decisiones del Concilio Judicial son conclusivas.

Concilio de obispos

La denominación no tiene un oficial o ejecutivo general de la iglesia. Lo que tiene es un Concilio de Obispos que actúa como la rama ejecutiva de la iglesia. Según el Libro de Disciplina, los obispos son llamados a guiar y supervisar los asuntos espirituales y temporales de la Iglesia Metodista Unida, direccionando a la iglesia en su misión de testimonio y servicio al mundo

Líderes mundiales de la Iglesia Metodista Unida, los obispos Ken Carter y Bruce Ough.

 

Áreas episcopales

El área episcopal comprende la conferencia o conferencias anuales a la que un obispo es asignado por la conferencia jurisdiccional o central. El obispo, que es la autoridad máxima, es el líder y representante, vive dentro de la zona geográfica de su área y preside el trabajo de una o más conferencias anuales.

Conferencias jurisdiccionales

Las conferencias jurisdiccionales se reúnen simultáneamente cada cuatro años para elegir y asignar obispos y algunos miembros de las agencias generales de la iglesia y, en algunos casos, para desarrollar programas jurisdiccionales. Los miembros de cada conferencia jurisdiccional son delegados a la Conferencia General, además de otros delegados elegidos por las conferencias anuales de cada región en igualdad de proporciones entre clero y laicado. Las conferencias jurisdiccionales tienen a su cargo un

Agencias generales o juntas denominacionales

Las agencias dan cuenta a la Conferencia General. Son gobernadas por consejos directivos formados por clero y laicado elegidos por la Conferencia General y organizaciones regionales. Según la Constitución, la Conferencia General tiene autoridad para crear juntas y agencias con el fin de empezar “iniciativas empresariales conexiónales” que posibilita a las iglesias locales a participar en ministerios más allá de sus regiones para cumplir su misión.

Mesa conexional

La mesa conexional discierne y articula la visión y la mayordomía de la misión, ministerios y recursos de la Iglesia Metodista Unida, tal como lo ha determinado la Conferencia General y en consulta con el Concilio de Obispos.

Conferencias anuales

Las iglesias locales se organizan a través de conferencias anuales o cuerpos regionales que se reúnen una vez al año con fines legislativos. Estas conferencias son el vínculo primario en la estructura conexional de la iglesia. Ellas aprueban los programas, presupuestos, eligen delegados a la Conferencia General y a las conferencias jurisdiccionales, además de examinar y recomendar candidatos al ministerio. La conferencia anual está compuesta por clero y laicado elegido por cada

Conferencia de Cargo

También se compone de ministros diaconales, presidentes de Mujeres Metodistas Unidas y Hombres Metodistas Unidos a nivel conferencial, líderes laicos de conferencias y distritos, y los presidentes de las organizaciones de jóvenes y jóvenes adultos.

Iglesias locales y distritos

En la estructura organizacional metodista unida, el corazón del ministerio está en la iglesia
local, que es la unidad básica de la estructura de la denominación. El ministerio de la iglesia local es continuar y extender el ministerio de Jesucristo, alcanzando a otros con amor. Cada congregación es parte de un distrito, bajo la supervisión de un superintendente de distrito a tiempo completo. La congregación local es gobernada por una conferencia de cargo con un concilio que actúa como agente supervisor todo el año.

Conferencias centrales

Los metodistas unidos de África, Europa y las Filipinas llaman “Conferencia Central” a sus divisiones geográficas. La denominación tiene 7 conferencias centrales: África, Europa Central y del Sur, Congo, Alemania, Europa del Norte y Eurasia, Las Filipinas y África Oeste. Las conferencias centrales están compuestas de un número igual de laicos y clérigos.

Fuente: hispanic.umc.org