Protocolo del Matrimonio Religioso

La celebración del matrimonio religioso es uno de los eventos sociales que mayor preparación y organización requiere. No olvidemos que es unos de los sacramentos de la Iglesia Católica.



 

La ceremonia de un matrimonio religioso es un evento inolvidable para toda pareja que profesa su amor frente al altar. Aquí te brindamos toda las consideraciones para ese día tan especial.

  • La novia llega a la Iglesia acompañada  del padrino, va entrando a la iglesia mientras se oye la marcha nupcial.
  • Los pajes (niños) o damitas (niñas)  entrarán detrás de la novia, teniendo el sumo cuidado de no pisar la cola del vestido. (suele pasar)
  • El padrino ofrece llevar a la novia del brazo derecho.
  • Cuando la novia ha llegado al altar, se ubicaran  de izquierda a derecha, como sigue: la madrina, la novia, el novio y el padrino.
  • Los testigos de cada uno se sitúan a lado correspondiente.
  • El Sacerdote empieza el acto litúrgico. 
  • El sacerdote pedirá los anillos que serán colocados en el dedo anular derecho (esto varía de acuerdo al país de origen, algunos optan por la izquierda).
  • Los anillos serán entregados en este orden: el esposo le colocará el anillo a la esposa y luego la esposa al esposo.
  • Una vez casados el novio levanta el velo de la novia y le da  un beso, aquí se escucha el “puede besar a la novia”
  • La Salida de los novios en la iglesia, los novios van del brazo, detrás de ellos estarán los padrinos y los pajes o las damas.
  • Al salir los invitados harán la infaltable lluvia de arroz.
  • Los esposos se dirigen al automóvil para ir a su luna de miel.

En la mayoría de veces de lleva a cabo una fiesta para celebrar el evento. Pero no es obligatorio.

Cuando hay fiesta, los recién casados llegan al lugar luego de haber dado un paseo y/o haberse tomado unas fotos para el recuerdo, mientras los invitados van llegando al local de la reunión. A una hora determinada la pareja hace su aparición para recibir el homenaje de sus familiares y amigos. 

La fiesta se inicia con el baile tradicional del "Danubio Azul" de los nuevos esposos, que luego irán intercambiando parejas con familiares y amigos. El Tema del baile algunas veces es cambiado por otro que decide la pareja debido a su gusto o significado en su relación.

Cuando no hay fiesta, luego de la ceremonia de la iglesia, los novios pasan a un salón donde reciben las felicitaciones de los invitados y realizan el brindis tradicional compartiendo al mismo tiempo variados bocaditos.

Ahora, no todos realizan la ceremonia en la forma tradicional como se ha mencionado líneas arriba, algunas varían la forma con tal de hacer y tener un recuerdo diferente. Se ha visto ceremonias en el campo, la playa, campo deportivo, etc. Todo depende del deseo de los novios, el convencimiento al sacerdote y el dinero.