La Corona de Adviento

La Corona de Adviento es una tradición del pueblo cristiano que simboliza el transcurso de las cuatro semanas del tiempo litúrgico de Adviento.



 

Este objeto, consiste en una corona de ramas con cuatro velas (una por cada domingo de Adviento). Cada cirio se prende en compañía de la lectura de un pasaje de la biblia, oraciones y cantos de alabanza. Así se sigue el proceso hasta la semana anterior a la Navidad, en que se ha completado el encendido de las cuatro velas.

En algunos casos, se incluye una quinta vela, que representa a ''la vela de Cristo'', cuyo encendido se da en la noche del 25 de diciembre, Este rito se observa, no sólo en las celebraciones eclesiásticas, sino también en algunos hogares.

Origen de la Corona:

El calendario cristiano se remonta a sus propios orígenes, hace más de dos mil años. Para poder ayudar a los fieles, el calendario de la iglesia era estacional en aquellos tiempos, combinando las fechas señaladas, celebraciones y rituales con las labores propias de sus creyentes.

El tiempo de Adviento coincide en el hemisferio norte con el invierno, con los días cortos y pocos luminosos que preceden a la Navidad.

La Corona de Ramos era un símbolo del norte de Europa mucho antes de la llegada del cristianismo, que al igual que otras tradiciones, acabó siendo integrado en su simbología. El círculo representa al ciclo interrumpido de las estaciones, mientras que las hojas perennes y las velas encendidas son la persistencia de la vida en la mitad del invierno.

El uso de la corona previo a la Navidad fue atribuido a Johann Hinrich Wichern, un pastor alemán protestante pionero en el trabajo de las misiones entre los pobres de las ciudades. En 1839,  los niños de una escuela que Wichern había fundado, preguntaron si el día de Navidad había llegado. El pastor construyó un anillo de madera, con 19 velas rojas pequeñas y cuatro velones blancos. Encendieron una vela pequeña cada día de la semana durante el adviento, y los domingos, una de las cuatro velas grandes.

Símbolo de la corona de Adviento:

El círculo es reflejo del tiempo reflejado en el ciclo de las estaciones; las ramas significan la persistencia de la vida a través del elemento vegetal y la adoración al sol como origen y fuente de la vida mediante la luz de las velas.

Cuatro velas decoran la corona de ramas verdes, cuyo color corresponde con el de las vestiduras que usa el sacerdote a lo largo del periodo de adviento. Tres colores litúrgicos se emplean durante el tiempo de Adviento: morado, rosado y una mezcla de morado con blanco para indicar la cercanía de la Navidad.

En algunas coronas de adviento se pone una quinta vela, más grande y de color blanco, que se enciende el día de Navidad. El blanco en liturgia simboliza pureza y tiempo de júbilo, y es usado en los momentos principales del calendario litúrgico: Navidad y Pascua.

 




Pedro de Peru, el 04/12/2012 - 09:42 PM

me parece muy bueno


Otros temas de Todo Navidad »