Uso y abuso de mismo, misma, mismos, mismas

En la actualidad se abusa en exceso de estas frases y se llega a usos que, si no son incorrectos, resultan bastante extraños.



 

En algunos casos "mismo" "misma" "mismos" "mismas" se usan con valor anáforico, sin significado de igualdad o identidad. Aunque su uso de esta forma está permitido, la Nueva gramática de la lengua española recomienda no abusar y reemplazar estas palabras por un pronombre personal, un posesivo o demostrativo.

Ejemplo: 
  • Aceptó la justificación que le dieron aunque no se sentía conforme con la misma.
  • El autobús llegó a Segovia y los pasajeros se bajaron del mismo.
  • ​Los invitados llegaban con los abrigos al comedor y un camarero fue recogiendo los mismos para llevarlos a la recepción.
Siendo más recomendable:
  • Aceptó la justificación que le dieron aunque no se sentía conforme con ella.
  • ​El autobús llegó a Segovia y los pasajeros se bajaron de él.
  • Los invitados llegaban con los abrigos al comedor y un camarero los fue recogiendo para llevarlos a la recepción.