¿Cuándo emplear ahí, ay y hay?

Uno de los errores más comunes en gramática es cuando no se sabe diferencias "ahí", "ay" y "hay".



 

AHÍ, sirve como indicativo de un lugar o una dirección:

Ejemplo:

  • Ahí está la salida.
  • Por ahí se accede a la sala de conferencias.

HAY, viene del verbo haber, por lo tanto, se escribe con hache y hace referencia que existe algo.

  • En esa mesa hay tres chocolates.
  • Aún hay posibilidades de cerrar el negocio.

¡Ay! es una exclamación, por lo que debe ser utilizado cuando ocurre algo sorpresivo.

  • ¡Ay, mi brazo!
  • ¡Ay, se me cayeron los platos!