Los nombres o antroponímico

La antroponimia es la rama de la onomástica (rama que estudia los nombres propios) que se encarga de estudiar el origen y significado de los nombres propios de las personas.


 


 

El ser humano tiene la necesidad de identificarse con un elemento designador concreto como un antropónimo (nombre propio), siendo esto algo universal en casi todas las culturas humanas.

En la sociedad preestatal y sedentaria, el antropónimo está formado por un único nombre propio, en algunas oportunidades con un significado descriptivo o simbólico. El nombre familiar también puede servir para que los descendientes de miembros influyentes de  la sociedad, conserven el prestigio o poder de la familia a través del uso del nombre.

En muchas sociedades modernas, la combinación de un nombre de pila y un nombre familiar, resuelve el problema de la existencia de un número de antropónimos limitado y evita que la confusión de que dos individuos tengan el mismo antropónimo.

Origen:

Pese a que una gran mayoría de antropónimos derivan históricamente de nombres comunes, en muchas sociedades el significado original del antropónimo ha dejado de ser transparente y es desconocido. Así en la mayoría de sociedades occidentales el nombre es sólo un designador, que no tiene ningún significado particular y sólo mediante el estudio etimológico se conoce cual es el origen histórico de los nombres.

Antroponimía occidental:

Según cuenta la Biblia, el nombre del primer ser humano fue Adán, que significa ''Hombre Terrestre''.

El cristianismo extendió la costumbre de dar nombres hebreos bíblicos, litúrgicos y de virtudes morales, utilizando una ceremonia específica para imponer los mismos denominada 'bautismo'.

Los romanos, tenían tan pocos nombres propios, que cuando se les acababan, daban a sus hijos nombres de números: Quintus, Sextus, Septimius, Octavius, Nonius, Decius, entre otros.

En la Edad Media se usaban los nombres de pila. Para diferenciar a dos personas con idéntico nombre, se añadía una indicación relativa al lugar en que la persona vivía, al trabajo que realizaba, o a cualquier otro rasgo característico. Así, a dos personas con el nombre Juan, se les distinguía, por ejemplo, llamando a uno Juan, el molinero y a otro Juan, el de la fuente. Esto cambió cuando se instituyeron los apellidos.

Estructura de los antroponímicos:

El nombre de una persona (antropónimo), consta de un nombre de pila y de uno o varios apellidos, de acuerdo a las costumbres del país y del idioma. El nombre de pila lo dan los padres a los hijos cuando nacen o en el bautizo, de ahí es donde surge la expresión "de pila", que procede de "pila bautismal".

El apellido o nombre familiar es comúnmente el del padre o el del padre y el de la madre (aunque depende, pues en algunos países se puede invertir el orden como en Brasil).

La palabra apellido procede del latín y tiene el mismo origen que "apelación", es decir, "acto de llamar".






 

 




Fredi de Colombia, el 02/11/2012 - 04:47 PM

Buenas tardes:
En geneneral me parece bueno. Falta es que corrijan los artículos: tienen fallas ortográficas. No sé qué tan posible sea que los organicen por temas u orden alfabético; así sería más fácil buscar. Gracias.


daniela de mexico, el 11/04/2012 - 06:57 PM

quiero mas informacion plis pero muy buena