Uso abusivo de la expresión 'y es que'

En medios hablados, se distingue el uso abusivo e inadecuado de la expresión "y es que".



 

Su principal función es expresar contrariedad, un pretexto o una justificación, como en ''No comeré nada... Es que no tengo ganas'', o para precisar en qué consiste algo a lo que se ha hecho referencia, como ''Te honra una cosa y es que eres sincero''.

Sin embargo, y además de un uso abusivo, se ha constatado también un uso inadecuado de este giro como sustituto de porque, como en los ejemplos de ''Mañana lloverá y es que entrará un frente por el noroeste'', ''Es difícil adquirir una vivienda. Y es que los contratos temporales impiden que los jóvenes puedan emanciparse'' o ''El disco ha creado muchas expectativas, y es que la cantante ha reunido en él a varios talentos''.

En estos casos, se puede usar ya que, porque, la razón es que o ello es debido a que, según el contexto: ''Mañana lloverá porque entrará un frente por el noroeste'', ''Es difícil adquirir una vivienda. La razón es que los contratos temporales impiden que los jóvenes puedan emanciparse'' y ''El disco ha creado muchas expectativas, ya que la cantante ha reunido en él a varios talentos''.

Por ello, es recomendable no abusar del giro coloquial "y es que" y en cualquier caso no usarlo cuando simplemente equivalga a porque.