Diferencia entre caldo y sopa

Aunque a veces se usa indistintamente para nombrar potajes de base líquida, caldo y sopa tienen significados diferentes.



El caldo es el líquido que resulta de cocer o aderezar algunos alimentos como carnes, pescado y/o verduras en agua. La palabra caldo proviene del latín caldus que quiere decir caliente.

En gastronomía el caldo es llamado "fondo", y se utiliza como una base para preparar otros potajes.

Un tipo de caldo es el consomé, que es más concentrado y se elabora con carnes o pescado y se sirve antes de las comidas.

Ejemplo de caldos: caldo de pollo, caldo de pescado, caldo de verduras, caldo de carne, etc.

La sopa, en cambio, es el caldo al que además se le añaden ingredientes sólidos como fécula, pan, arroz, fideos u otro tipo de pastas o también carne.

Las primeras sopas fueron panes en los que se vertía caldos, el término sopa proviene del germánico suppa "pan empapado", que al principio se refería a los panes que se añadían a los caldos para espesarlos con el tiempo se denominó a todo el potaje como sopa.

Ejemplo de sopas: sopa teóloga, sopa de pollo, sopa shambar, sopa de carne, sopa de verduras, sopa a la minuta.