La Maca

La maca es uno de los productos andinos más conocidos y reconocidos a nivel mundial por las propiedades curativas y revitalizantes que posee.


La maca es un producto propio de los Andes. Resiste los diversos cambios climáticos propios de la zona alto andina, aproximadamente alturas entre 4000 y 4400 m.s.n.m., como las heladas, granizadas, nevadas entre otros, que normalmente son perjudiciales para los cultivos.

 


 

Historia:

Según González Holguín, la maca es un ''nabo para comer'', mientras que Pulgar Vidal asegura que el nombre de la planta proviene de dos voces de la lengua Chibcha: "MA" que tiene significado de origen de altura y "CA" que significa Alto, excelso, comida buena que fortalece el cuerpo.

La planta de la maca es una de las especies vivas que datan de hace 300 millones de años; durante este tiempo ha evolucionado en sus variedades y adaptaciones climáticas.

En los registros históricos se dice que la domesticación de la planta de la Maca probablemente coincidió con la fase tardía del formativo en la Zona de San Blas o Junín por los pobladores del Chinchaycocha.

Durante el Tahuantinsuyo, la planta fue cultivada con intensidad por los Collas. La historia relata que las tropas incas fueron alimentadas con maca por las atribuciones de vitalidad y fortaleza física que tenian  para los combatientes.

Con el arribo de los españoles, se encontraron registros de cronistas que relataban lo agreste del campo donde crecía la maca. También hacen una analogía entre la maca y el pan español, como comida diaria de los indígenas. Luego que los conquistadores conocieron las bondades de la maca, fue utilizada e incluida entre los productos con los que se podían pagar tributo los pobladores andinos. Uno de los usos que se le dio fue como alimento de los animales traídos como las yeguas, cerdos, potros, burros y gallinas.

Descripción botánica:

La maca es una planta herbácea, perenne, bianual de 12-20 cm de alto, de crecimiento postrado, está compuesta por un follaje en roseta y una raíz engrosada, suculenta que tiene la forma y el tamaño de un rabanito, estos hipocotilos, que son parte comestible de la planta varían entre 2 y 5 cm de tamaño y pueden ser de colores blanco o amarillo, blanco rojizo, blanco-amarillo, blanco-morado, plomo claro. morado-plomo o amarillo-plomo, su pulpa es de color amarillo claro y sabor agradable, ligeramente dulce.

Los tallos son cortos y decumbentes. Las hojas rosuladas, pinnatipartidas, renovándose continuamente desde el centro de la roseta.

La flores están dispuestas en racimos paucifloros. Los frutos en silículas, de 4-5 mm, dehiscentes con dos valvas aquilladas conteniendo una semilla cada una. Las semillas son ovoides de 2-2.5 mm, pardo-rojizas.

Cultivo:

Hay evidencias de que la maca fue un cultivo que se desarrolló en muchos espacios geográficos, en especial en zonas altoandinas tanto del Perú como de Bolivia. Ahora se cultiva en la Provincia de Junín y la Ribera del Lago Chinchaycocha incluyendo la Meseta del Bombón en los lugares: Vico, Shelby, Villa de Pasco, Ninacaca en Cerro de Pasco; Carhuamayo, Uco, Huayre, Óndores, Matacancha, Pari, San Pedro de Cajas (Condorin), Huamanripa, San Blas, Rimaycancha.

Uso:

En la maca se puede apreciar el valor nutritico en proteínas y minerales. Su consumo puede ser de forma directa previa cocción o asado y en la preparación de bebidas.

Además el uso medicinal de su raíz dulce, como reconstituyente, afrodisíacas, vigorizantes, estimulantes y propiciarte de la fecundidad en animales y hombres.

Recientemente las investigaciones y experiencias con la maca han dado a conocer que pueden producirse derivados como harina, polvo instantáneo (tipo café), licores, cápsulas y tónicos concentrados.

En el campo la maca se suele ser asada como huatias (cocido en medio de terrones de turba incandescente) o en pachamancas (cocido en contacto con piedras calentadas en fuego de leña y cubiertas bajo tierra). Pero, la mayor parte de la cosecha es puesta a secar para luego ser guardada por varios años. Para consumirlos la maca seca se debe hidratar durante una noche y sancochar en agua hasta que esté blanda.




inopel de monsefu peru, el 28/10/2011 - 07:49 PM

Si somos cuna de la MACA y tenemos todas las cualidades y fortalezas para hacer del genero humano una mejor calidad de vida entonces por qué NOS DAMOS EL LUJO de ser un país con indices de desnutrición.
Las autoridades deberían utilizar este milagroso vegetal para promover sus famosos programas asistenciales en lugar de seguir con sus nefastas políticas con comida chatarra y luz verde para dirigentes y comerciantes ladrones a costa de la salud de nuestros niños.
A COMER MACA PARA VIVIR SANOS FUERTES E INTELIGENTES.