¿Cómo curar una sartén?

Actualmente, estamos acostumbrados a las sartenes y ollas de teflón, las cuales tienen varias cualidades para cierto tipo de comidas, aunque hay personas que aún prefieren las sartenes de hierro.


Un punto en contra de las sartenes y ollas de hierro es que hay que curarlas cuando se adquieren (y también cada tanto tiempo de uso). Este proceso de curación de una sartén de hierro puede servir también para una olla o para una plancha para preparar carne.

Para curar una sartén, hay que calentarla hasta 180º o más y es preferible hacerlo en una parrilla fuera de la cocina). Luego, se le pone grasa de vaca o cerdo hasta quemarlo totalmente. Una vez que se consuma, se debe sacar la sartén y limpiarla con agua para, limpiarla con una esponja bien dura (que no sea metálica) con la finalidad de sacar la grasa quemada.

Este proceso irá sacando las partes del metal de la sartén que queman la comida y la ponen de color negro.