Carnaval de Arapa (Puno)

El Carnaval de Arapa es una danza costumbrista y agrícola relacionada con el agradecimiento a la Tierra o la "Pachamama", donde se brinda por sus frutos y por el ofrecimiento del escenario privilegiado para los pobladores.



 

Esta fiesta, que se desarrolla en Azángaro (provincia de Puno), expresa la alegría juvenil de los pastores, quienes durante el desenvolvimiento del baile, manifiestan sus sentimientos románticos previos al servinacuy.

El Carnaval de Arapa es un ritual que dura una semana, pero que se inicia cada 20 de enero en el llamado ''Carnaval Chico''. Llegado el día del Carnaval, se hace la recepción a los visitantes y familiares que llegan de otros lugares.

El día lunes es el llamado ''T’icachaska'' o adornado de flores de la casa, las chacras y los animales. De acuerdo a la comunidad, el martes o miércoles se realiza el ''Chacu Apaycuy'', que significa llevar regalos de animales vivos y alimentos a las autoridades o personas influyentes de la localidad, dependiendo del prestigio e importancia alcanzado.

El alferado de las ''Madejas'' es el eje principal de la fiesta y es un respetado personaje que organiza y estimula la danza.

Previo al carnaval, el alferado realiza los preparativos para la recepción en un acto llamado ''gastukuy'', que significa hacer los gastos para la merienda de ese y del siguiente día. Más aún si todos los visitantes son agasajados como agradecimiento por su apoyo moral y material. Los danzarines son captados desde semanas anteriores como un acto de adhesión y compromiso con la Pachamama.

El Carnaval de Arapa es una ocasión especial para departir entre los comuneros y vecinos junto a las familias que retornan de diferentes lugares. Es ocasión para que las parejas jóvenes compartan mediante la danza, sus afinidades y amistad con el fin de formar una familia en el futuro. En forma de juego se pueden llegar a raptar entre jóvenes y llevar a la futura novia a casa de los padres en una tradición llamada ''Llasask’a''.

El Pukllay Machu

Un personaje sagrado llamado ''Pukllay Machu'' complementa la comparsa. Es un líder y vidente y su rol es recomendar con mucha sapiencia y gracia el comportamiento de los pobladores y predecir el próximo período agrícola. Irrumpe en la fiesta al salir del lago en una valsa de totora el día del ''Cacharpari'' (Despedida) y se convierte en el personaje principal. Tiene en una canastilla los primeros frutos que indistintamente va entregando a los pobladores, siempre con recomendaciones, los que son tomados y guardados por los pobladores como una especie de privilegio, pues recibir un regalo del Pukllay Machu es significado de un buen presagio.

Al final del Carnaval, el Pukllay Machu escapa de sus celosos cuidadores danzarines y se aleja por la inmensidad de los cerros y chacras aledañas hasta el año siguiente. 

Vestuario:

Los varones lucen atuendos adornados con madejas bordeadas de lana multicolor y chuspas pequeñas tejidas. Durante el baile se desplazan flameando banderas blancas que representan el amor.

Las damas llevan la vestimenta del lugar, con sus respectivas banderas, cantan al compás de la danza que generalmente es interpretada con el acompañamiento de instrumentos folklóricos de viento, tarqas o pinquillos.

Roles:

El rol del varón es bailar y tocar sus pinkillos como fondo musical. Un solo bombo pequeño llamado “Caja”  complementa la música. Las melodías varían de acuerdo al día (lunes de Carnaval, martes, etc). El pinkillo de Arapa es un instrumento único.

El rol de la mujer es bailar y cantar. Las letras de las canciones son dedicadas al día en especial y el motivo carnavalesco, son interpretadas solo en quechua. A medida que transcurre el fervor de la fiesta se van improvisando con grandes sentidos poéticos temáticos románticos, pastoriles, etc.

 

 

 

 




jean de lima, el 13/08/2013 - 02:26 PM

de peru es es bacan veanlo


Otros temas de Carnavales Peruanos »