Minería y Petroleo en la economía peruana

El sector minero, incluyendo el petróleo, representaron sólo el 9 por ciento del PIB en 1988, pero casi la mitad de los ingresos de exportación del país.


Su participación en las exportaciones totales aumentó del 45 por ciento en 1970 a 48 por ciento en 1988. El cobre por sí sola representaba el 24,4 por ciento de los ingresos totales de exportación en 1970 y 22,5 por ciento en 1988.

Minera que se desarrolló como un sector de la exportación, en primer lugar para los metales preciosos y metales no ferrosos, principalmente para los que necesitan los países industrializados, más que por no industrializado Perú. La minería ha sido siempre un enclave, sólo débilmente relacionadas con la economía nacional por sus suministros o de sus mercados. Pero ha sido un proveedor principal de las divisas y los ingresos fiscales necesarios para mantener el resto de la economía en marcha. Ese papel clave realizada el dominio de la propiedad extranjera, especialmente en el cobre y el petróleo, un foco de conflicto amargo para muchos años. El sector se convirtió en el centro de un intenso debate sobre la dependencia, la explotación y la política nacional hacia la inversión extranjera.

La inversión extranjera fue la principal fuente de desarrollo de la minería hasta la década de 1960, a partir del cambio de siglo en el cobre y se extiende a una amplia gama de metales después de que el Código de Minería altamente favorable fue promulgada en 1950. El sector se dividió entre las más grandes minas, que producen alrededor de dos tercios de la producción de metal y es propiedad de empresas extranjeras, y las minas de tamaño pequeño a mediano, que suministran el otro tercio de la producción y estaban bajo la propiedad del Perú. Siguiendo el Código de Minería de 1950, la inversión extranjera fluyó hacia el mineral de hierro, plomo, zinc y otros minerales, metales y de las exportaciones creció de 21 por ciento de las exportaciones totales en 1951 a más del 40 por ciento una década después.

Cuando los militares derrocaron al gobierno de Belaúnde en 1968, la cuestión inmediata era un conflicto con el IPC, la empresa extranjera que domina la industria del petróleo. El régimen de Velasco nacionalizó rápidamente IPC y luego en la década de 1970 también nacionalizó la empresa de cobre más grande de la minería, la Cerro de Pasco. Se establece también la Empresa Estatal de Minería del Perú (Empresa de Minería Peruana--Mineroperú) como la empresa estatal más importante para el desarrollo del cobre y el mineral peruana Compañía Estatal de Comercialización (Mineroperú Comercial - MINPECO) como el organismo estatal de comercialización de nuevas minas.

La producción de productos de metal fue irregular durante la década de 1970, pero luego dio un gran salto con la finalización de un nuevo e importante proyecto minero de cobre, Cuajone, en 1976. En 1980 el valor agregado en el sector, a precios constantes, fue de 1,5 veces más alto que en 1970. Pero entonces, en la década de 1980, el valor añadido comenzó a caer, junto con prácticamente todo lo demás. En 1988 era un 14 por ciento por debajo del nivel de 1980. El fenómeno podría explicarse en cierta medida por la desorganización general de la economía, pero los problemas más específicos fueron causadas por la violencia guerrillera mayor interrupción del suministro y las entregas, y por huelgas prolongadas.

La extracción, refinación y comercialización interna de petróleo estaban bajo el control de la Empresa de Petróleo del Perú (Petroleras de Perú - Petroperú) desde 1968 hasta 1991. Las empresas extranjeras se les ha permitido participar en la exploración de nuevos campos, aunque las negociaciones sobre sus derechos a menudo ha demostrado ser difícil. Una empresa extranjera, Belco Petroleum Corporation, mantuvo la producción en alta mar hasta 1985, cuando sus operaciones fueron nacionalizadas después de una disputa sobre impuestos con el gobierno de García.

La producción de productos derivados del petróleo aumentó considerablemente en el curso de la década de 1970: su valor a precios constantes fue 2,7 veces más alta en 1980 como en 1970. Pero entonces la producción de petróleo se unieron a la tendencia bajista colectiva: se redujo fuertemente entre 1980 y 1985. Una vez más, tanto la desorganización general de la economía y el aumento de la violencia rural ha contribuido a la disminución. Además los controles sobre los precios de los productos derivados del petróleo los mantenía muy por debajo de los costos de producción en la segunda mitad de la década de 1980. Este hecho pone de Petroperú profundamente en déficit y limitado su capacidad para financiar la producción y exploración. En 1990 el petróleo contribuyó 263 dólares EE.UU. millones de dólares al valor de las exportaciones del país. Los principales cambios introducidos por el gobierno de Fujimori en 1990-91 incluyeron invitaciones para nuevas inversiones de las compañías petroleras extranjeras, poniendo fin a la posición de monopolio de Petroperú. Varias compañías petroleras extranjeras que inmediatamente entró en negociaciones para iniciar actividades de exploración, ya sea independientemente o en colaboración con Petroperú.

 

Fuente: Rex A. Hudson, ed. Peru: A Country Study. Washington: GPO for the Library of Congress, 1992.




Otros temas de Economía en el Perú »

El 2do gobierno de Belaúnde en la economia peruana

Actitud respecto a la deuda externa, hiperinflación y PIB 1980-1995

El Indice de Precios al Consumidor (IPC)

Impacto económico de la primera etapa del 1er gobierno de Alberto Fujimori

¿Cómo funcionan las Bolsas de Valores?

APEC PERÚ 2008

La pesca en la economía peruana