Desde Majuli (India) (AFP)

Vivir junto al río indio Brahmaputra, que "un día devorará todo"

Fue una gran isla fluvial en pleno cauce del Brahmaputra, pero ahora los días de Majuli están contados. Según los expertos podría desaparecer completamente en 2040, mientras las crecidas del río causan estragos en quienes viven en sus orillas.

Asia, medioambiente, ríos, clima, India
Unos habitantes de la isla de Majuli, en el estado indio de Assam (noreste del país), recogen madera en el río Brahmaputra el 17 de septiembre de 2019 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Fue una gran isla fluvial en pleno cauce del Brahmaputra, pero ahora los días de Majuli están contados. Según los expertos podría desaparecer completamente en 2040, mientras las crecidas del río causan estragos en quienes viven en sus orillas.

Millones de personas dependen para su supervivencia de este enorme curso de agua, que nace en Tíbet y fluye a lo largo de 2.900 kilómetros a través del Himalaya hasta la Bahía de Bengala.

Por efecto del cambio climático, los diluvios de la temporada de los monzones son cada vez más extremos. La mala gestión incrementa el problema y para los 170.000 habitantes de Majuli el futuro se presenta desolador: las aguas inundan cada vez más terreno de la isla durante periodos más largos, arruinan los cultivos y convierten la tierra en estéril.

Los habitantes, la mayoría de los cuales son indígenas de las tribus Mising que siguen una ramificación del hinduismo, se mudan a las tierras más altas con sus animales cuando empiezan las lluvias, pero pronto no tendrán suficiente espacio para migrar.

noticia
La erosión causada por el río Brahmaputra en la isla de Majuli, en el estado indio de Assam (noreste del país), en una imagen del 17 de septiembre de 2019 (AFP/AFP)

"Amamos el río, pero sabemos que un día devorará toda nuestra tierra. Solo podemos rezar para que Brahmaputra ralentice su ritmo y podamos vivir en armonía como las generaciones precedentes", dice Sunil Mili, un granjero que cultiva mostaza y arroz.

India se enfrenta a una crisis de agua en todos los frentes, ya que el calentamiento global genera fenómenos climáticos más extremos y la pobre planificación medioambiental del país pone a millones de personas en riesgo.

La nación está tratando de lidiar con múltiples crisis --desde sequías severas hasta fuertes inundaciones y ascensos de los niveles fluviales y marinos--, que conducen a constantes cortes del suministro de agua.

"Se prevé que la crisis del agua empeore a medida que aumenta la población del país, que se calcula que llegará a 1.600 millones en 2050", señala Pradeep Purandare, un exprofesor del Instituto de Gestión del Agua y la Tierra.

- Arrasado -

Majuli, famosa por sus monasterios del siglo XVI, tenía una superficie de 1.250 km2 en 1890, pero las rápidas aguas del Brahmaputra han engullido una gran parte.

Ahora apenas quedan 515 km2, y la isla podría desaparecer completamente en los próximos 15-20 años, según el Consejo de Protección y Desarrollo de la Isla Majuli, una agencia local sin fines de lucro.

Se trata de una realidad que Nandiram Payeng conoce bien: todo su pueblo fue engullido por el Brahmaputra.

"Teníamos nuestras casas, nuestras granjas y nuestro ganado en nuestro poblado. Estábamos contentos y felices. Pero en 2007 el río vino y se lo llevó todo", recuerda este viudo.

"Ahora cultivamos en campos de otras personas y tenemos que darles la mitad de la cosecha", cuenta el hombre de 55 años a la AFP.

Los isleños empezaron a abandonar el territorio a mediados del siglo XX, pero en los últimos tiempos se ha convertido en un verdadero éxodo: según fuentes oficiales locales, alrededor de 10.000 familias han sido desplazadas en los últimos doce años.



Llamado como el hijo del dios hindú Brahma, el río es considerado sagrado y la gente hace regularmente ofrendas de luces y flores para apaciguarlo.

"Cada año el Brahmaputra es más grande. Está perdiendo su cauce y se está haciendo más ancho. Está atacando las orillas y erosionando nuestra tierra continuamente", señala por su parte Mitu Khatamiar, un periodista local.

Los expertos opinan que el rápido deshielo de los glaciares del Himalaya, dos tercios de los cuales podrían desaparecer para 2100 según un informe publicado en febrero, es el principal responsable de las fuertes inundaciones.

El Brahmaptura y muchos otros grandes ríos de India dependen de la nieve y del hielo de las montañas. Un aumento del deshielo significa más agua a corto plazo, pero su llegada es incontrolable.

- Catástrofe -

El cambio climático ha hecho que los monzones sean cada vez más impredecibles: comienzan más tarde y los diluvios son más salvajes, pero la cantidad de lluvia total ha disminuido.

"Hay diluvios repentinos de alta intensidad a los que la región no está acostumbrada y que han conducido a una catástrofe", indica Suruchi Bhadwal, profesor emérito del departamento de Ciencias de la Tierra y Cambio Climático del Instituto de Energía y Recursos.

"Estos incidentes pueden incrementarse en los próximos años", advierte, explicando que en un principio el deshielo de los glaciares ocasiona un aumento del cauce de los ríos y un excedente de agua.

Pero hay pocas medidas para aprovechar o conservar agua cuando hay abundancia, y falta una buena gestión cuando hay demasiado poca y las poblaciones tienen que enfrentarse a cortes del suministro hídrico.

"La gestión de agua, la administración y la regulación falta a nivel nacional. Cuando hay agua disponible, debería de ser utilizada de manera eficiente y de forma equitativa", agrega Purandare.

Según el profesor, si bien cosechar con agua de lluvia es una buena solución, es vital que la industria, la agricultura y las comunidades se planteen cómo pueden usar y conservar el agua en este momento.

El primer ministro indio Narendra Modi creó recientemente el ministerio de Jal Shakti, con el objetivo de ver cómo gestionar mejor los recursos hídricos y abordar todo el ciclo, desde el acceso al agua potable hasta la gestión de las inundaciones.

El crecimiento demográfico a lo largo de las orillas del río también se suma al problema, ya que ahora vive más gente que nunca en el valle del Brahmaputra y los humedales protegidos han sido destrozados al construir viviendas y poblados.

El experto medioambiental Himanshu Thakkar explica que, a lo largo del río Indo se gastaron cientos de millones de dólares construyendo diques fluviales de cemento en una apuesta por mitigar las crecidas, pero esto empeoró la situación ya que aumentó inesperadamente la velocidad del flujo del río, lo que puede ser peligroso cuando el nivel está alto.

"El Brahmaputra es un río inundable, pero estamos empeorando la situación", concluye Thakkar.

#Asia #Medioambiente #Ríos #Clima #India


Te puede interesar



Quantcast