Desde Montevideo (AFP)

San Rafael, hotel ícono del jet set del siglo XX en Punta del Este busca revivir

Será un hotel de 'ultralujo' y el proyecto inmobiliario más importante en años en Punta del Este: el derruído San Rafael, ícono del jet set de los 60 y 70, hace un intento por volver a la vida.

Uruguay, hoteles, sociedad, inversiones, casinos, turismo
Vista general del icónico hotel San Rafael abandonado en Punta del Este, Uruguay, el 16 de enero de 2019 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Será un hotel de 'ultralujo' y el proyecto inmobiliario más importante en años en Punta del Este: el derruído San Rafael, ícono del jet set de los 60 y 70, hace un intento por volver a la vida.

La inversión totaliza 450 millones de dólares y supone derrumbar y reconstruir el abandonado edificio estilo Tudor inaugurado en 1948. Una nave elevada en "L", redefinirá el espectacular paisaje frente a la playa "Brava" de Punta del Este.

En 1962 el lujo del San Rafael recibió al guerrillero argentino-cubano Ernesto "Che" Guevara. Y con el paso de los años se sumó una larga lista de nombres famosos como el de Julio Iglesias o Billy Idol.

Centro de reunión, tertulias y fiestas, poco resta de su glorioso pasado. Su silueta casi fantasmal contrasta cada verano con la exuberancia del paisaje y el movimiento de turistas en este centro vacacional, 140 km al este de Montevideo.

noticia
Empresario italiano Giuseppe Cipriani habla con la AFP durante una entrevista con AFP, con la imagen de fondo del proyecto de restauración del icónico hotel San Rafael, en Punta del Este, Maldonado, el 16 de enero de 2019 (AFP/AFP)

- Lo viejo y lo nuevo -

Es un "proyecto futurístico que incorpora lo viejo con lo nuevo, es impactante", afirma sonriente el empresario veneciano Giuseppe Cipriani, cerca de un enorme panel que exhibe el diseño final para el hotel.

"Ver algo que tuvo un pasado famoso e importante... y verlo ahora... es triste", reflexiona Cipriani. "Seguro que a va ser un resurgimiento del San Rafael. Lo vamos a hacer como este (el viejo edificio) pero con muchísima mejoría", asegura.

El empresario de 52 años despertó polémica en 2018 cuando, luego de comprar el edificio, presentó un primer proyecto de una torre que fue criticado por su altura, en un balneario que vive de la construcción y los negocios inmobiliarios además del turismo.

El proyecto final aprobado por las autoridades será lo opuesto: un complejo blanco parecido a dos torres de costado que flanquearán el nuevo edificio similar al actual color ladrillo, luego de una demolición completa.

Incluirá un hotel, un casino -piedra angular del negocio-, un área residencial con servicio de hospedaje que ya se está comercializando y condominios. El inmueble tendrá 160 suites, tiendas de lujo en un área de 6.000 m2 y el estacionamiento en 2,5 hectáreas en el subsuelo.

- 'Ultralujo' -

El empresario italiano, que tiene negocios de hotelería y restauración en todo el mundo, proviene de una familia que lleva cuatro generaciones en el rubro: su abuelo fue uno de los fundadores del Harry's Bar de Venecia.

El proyecto en Uruguay le hará pasar más tiempo en Punta del Este, donde posee una casa de campo desde hace décadas.



Vestido de negro, en la sala de exhibición próxima al viejo hotel, Cipriani ofrece un recorrido por las lujosas muestras de suites del complejo, un proyecto del arquitecto uruguayo Rafael Viñoly.

El San Rafael fue un ícono en los años 60 y 70 al ser el único hotel de lujo de la época y que además contaba con un lugar para que la gente se reuniera.

"Hoy día claramente cambió todo. La gente se habla por teléfono, por mensaje. Hay que pensarlo de manera completamente distinta e intentar traerlo de vuelta a lo que era antes, tal vez mejor, tal vez distinto", afirma.

"Va a ser un hotel de extremo lujo que no hay en este momento en Punta del Este", asegura.

En una temporada turística estival difícil para Punta del Este por la crisis de Argentina -su principal proveedor de visitantes-, el proyecto millonario genera expectativa en Uruguay. Un día antes de su entrevista con la AFP, el empresario se reunió con el presidente Tabaré Vázquez, que inicia su último año de gobierno.

- Servicio, pasión, y un casino -

Cipriani sostiene que lograda la infraestructura, la clave del éxito del proyecto está en el servicio y la pasión, y asegura que el casino es primordial para la iniciativa.

"Son los mismos clientes que viajan por todos lados y hay que darles servicios que se encuentran en todos lados del mundo", explica.

"Sin pasión no se hacen cosas, especialmente en este trabajo que se renueva cada día. Cada día hay que abrir las puertas de los restaurantes y hay que ver si van a entrar los clientes", añade.

Claro que el proyecto tiene una clave financiera: el casino.

Es "fundamental", dice el empresario, "no solo para el negocio del hotel, sino también por el número de empleados" que podría generar cercano a las 1.000 personas, además de que la sala de apuestas "alarga la temporada a los meses que son fríos", explica.

Cipriani espera aún la licencia para operar el casino y se dice confiado en devolver el brillo al San Rafael. "Espero que sí, que vuelva a ser lo que fue, y que todavía Cipriani es", concluye.

#Uruguay #Hoteles #Sociedad #Inversiones #Casinos #Turismo


Te puede interesar


Quantcast