Desde Bogotá (AFP)

Nuevo derrame de crudo en Colombia tras presunto atentado de las FARC

Un nuevo derrame de crudo afecta al departamento de Nariño, suroeste de Colombia, tras un atentado de la guerrilla FARC contra un oleoducto de la zona, informó este lunes la petrolera estatal Ecopetrol.

Colombia, petróleo, atentados, guerrilla
Un empleado atiende un derrame de crudo del oleoducto Caño Limón -Coveñas, en Chinacota, Colombia, el 11 de diciembre de 2011 - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Un nuevo derrame de crudo afecta al departamento de Nariño, suroeste de Colombia, tras un atentado de la guerrilla FARC contra un oleoducto de la zona, informó este lunes la petrolera estatal Ecopetrol.

Según la compañía, un ataque con explosivos perpetrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) en la noche del domingo contra el oleoducto Transandino, provocó el derrame del hidrocarburo en fuentes de agua cercanas al municipio de Tumaco, perteneciente a Nariño.

El atentado "produjo la rotura de la tubería y el derrame de crudo sobre la quebrada Pianulpí, que surte al río Guisa, y éste a su vez al río Mira que alimenta el acueducto de Tumaco", dijo Ecopetrol en un comunicado, sin precisar la cantidad de petróleo vertido.

El oleoducto Transandino transporta el combustible desde el vecino departamento del Putumayo, fronterizo con Ecuador, a esa zona del Pacífico colombiano.

"En el momento del atentado el oleoducto se encontraba operando y se procedió a suspender el bombeo de manera inmediata", agregó el texto.

Para contener el derrame, la empresa anunció la instalación de cinco barreras, una de ellas en la bocatoma del acueducto de ese municipio, donde viven más de 100.000 personas.

Este atentado se suma a la serie de ataques contra la infraestructura petrolera y eléctrica que han perpetrado las FARC desde la suspensión el 22 de mayo pasado de una tregua unilateral iniciada en diciembre pasado.

Desde entonces, las FARC, que sostienen negociaciones de paz con el gobierno colombiano sin un alto el fuego bilateral en el terreno, han perpetrado ataques que han dejado sin luz ni agua a poblaciones enteras del suroeste y noreste del país.

Además, los atentados han producido el derrame de cientos de miles de galones de petróleo, así como la muerte de una quincena de uniformados.

Las FARC, con unos 8.000 combatientes y más de 50 años de antigüedad, son la principal guerrilla de Colombia.

El conflicto armado colombiano, en el que además han participado otros grupos rebeldes, paramilitares de derecha, fuerzas militares y bandas narcotraficantes, ha dejado al menos 220.000 muertos y más de seis millones de desplazados.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos