Desde Madrid (AFP)

Madrid endurece sus restricciones sanitarias por el covid-19

La región de Madrid, una de las más impactadas de España por la pandemia del coronavirus, avanzó este viernes la hora del comienzo del toque de queda y del cierre de restaurantes y comercios ante el incremento de los contagios.

España, virus, salud, epidemia, pandemia
Jóvenes disfrutan de una velada nocturna en el Café Berlín de Madrid, el 17 de enero de 2021, en medio de las restricciones por la pandemia de coronavirus. - AFP/AFP
Anterior Siguiente

La región de Madrid, una de las más impactadas de España por la pandemia del coronavirus, avanzó este viernes la hora del comienzo del toque de queda y del cierre de restaurantes y comercios ante el incremento de los contagios.

Ante la "tendencia ascendente" de las infecciones, se produce "un nuevo escenario que obliga a cambiar las reglas del juego", declaró el responsable de Sanidad de la región, Enrique Ruiz Escudero, en una rueda de prensa.

La incidencia del virus alcanzó un nivel extremadamente elevado de 875 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, añadió, subrayando que alrededor del 9% de los nuevos casos pertenecen a la nueva cepa británica.

Esta nueva variante, cuya incidencia se duplica cada semana, y las reuniones celebradas durante las fiestas navideñas explicarían la explosión de casos, según Ruiz Escudero.

Para tratar de frenar esta tendencia, la región, que hasta ahora era de las menos restrictivas del país, decidió avanzar una hora el toque de queda hasta las 22H00, el máximo autorizado actualmente por el gobierno central.

Además, a partir del lunes y durante un mínimo de dos semanas, los comercios, los bares y los restaurantes deberán cerrar a las 21H00. En la restauración, además, se impone un límite de cuatro personas por mesa.

La región prohibió también las reuniones de personas no convivientes e invitó a los ancianos a autoconfinarse en casa.

Numerosas regiones españolas, competentes en materia de sanidad, presionan al gobierno central del socialista Pedro Sánchez para que les permita imponer un toque de queda antes de las 22H00 y confinamientos estrictos de la población.

Hasta ahora, el ejecutivo lo rechaza y descarta un confinamiento estricto como el impuesto entre marzo y junio, uno de los más duros del mundo que dejó traumatizado a la población e infligió un grave daño económico.

España registró esta semana niveles récord de contagios, llevando el cómputo global a casi 2,5 millones de infectados y más de 55.000 fallecidos.

Esto está provocando una avalancha de pacientes en los hospitales, con niveles de ocupación no vistos desde la primera ola de la pandemia.




Te puede interesar