Desde París (AFP)

Los compromisos climáticos de los principales países emisores

En 2015, en París, casi 200 países se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Seis años después del Acuerdo de París, la ONU denuncia que las promesas no están a la altura de la urgencia climática, especialmente entre los principales emisores.

ONU, clima, COP26, medioambiente, política
Unos jóvenes protestan contra el cambio climático el 20 de septiembre de 2019 en Cali, Colombia - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

En 2015, en París, casi 200 países se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Seis años después del Acuerdo de París, la ONU denuncia que las promesas no están a la altura de la urgencia climática, especialmente entre los principales emisores.

El objetivo del Acuerdo de París es mantener el calentamiento "muy por debajo" de 2 ºC, en 1,5 ºC si es posible, respecto a la era preindustrial, un umbral que se ha convertido en el objetivo principal.

Pero la primera serie de "contribuciones determinadas a nivel nacional" (NDC) de los firmantes llevaba el planeta hacia un aumento de 3 a 4 grados.

Desde entonces hubo algunos progresos, pero la última evaluación de la ONU tomando en cuenta los compromisos adoptados por los países apunta a un calentamiento "catastrófico" de 2,7 ºC.

noticia
Evaluación de los compromisos de reducción de emisiones con efecto invernadero en 36 países y en los países miembros de la Unión Europea en la COP21 de París en 2015, según Climate Action Tracker (AFP/AFP)

En el mejor de los casos se llegaría a +2,2 ºC, dando por buenas las promesas a menudo "vagas" de neutralidad de carbono a mitad de siglo.

China

A falta de tres días para el inicio de la COP26, China anunció el jueves su nueva "Contribución Determinada a nivel nacional (NDC)".

Pekín se compromete a alcanzar su pico de emisiones "antes de 2030", y lograr la neutralidad carbono "antes de 2060". Prevé además reducir la intensidad carbono (las emisiones de CO2 en relación con el PIB) en más del 65% con respecto a 2005.

En 2016, se comprometió a reducir la intensidad de carbono entre un 60 y 65% hasta 2030 y a alcanzar su pico de emisiones "alrededor de 2030".

China genera un cuarto de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Y está a punto de aumentar su producción de carbono en un 6% para hacer frente a la escasez de electricidad.

Estados Unidos

Segundo emisor mundial, Estados Unidos se comprometió bajo la presidencia de Barack Obama a reducir sus emisiones en 2025 entre un 26-28% respecto a sus niveles de 2005.

El presidente Donald Trump sacó a Estados Unidos del acuerdo, que regresó con Joe Biden a principios de 2021 y reforzó sus objetivos para conseguir a una bajada del 50-52% para 2030.

Este objetivo permite no superar los +2 ºC, pero es insuficiente para alcanzar +1,5 ºC, según el grupo Climate Action Tracker (CAT), que considera que Washington no cumple con su parte a nivel mundial.

Unión Europea

La Unión Europea (UE) se comprometió en 2015 a reducir sus emisiones de CO2 en al menos un 40% hasta 2030 respecto a 1990 y, el pasado diciembre, lo elevó a "al menos un 55%". Este objetivo está en línea con +2 ºC, según el CAT.

El Reino Unido, ya fuera de la UE, incrementó su ambición con un nuevo umbral de reducir "al menos un 68%" las emisiones en 2030 respecto a 1990. Según el CAT, este objetivo es compatible con un mundo a +1,5 ºC.

India

Como China, el compromiso inicial de India se basa en una reducción de la intensidad de carbono, del 33-35% para 2030 respecto al nivel de 2005.

Desde entonces, India no presentó un nuevo NDC ni indicó cuáles eran sus planes.

Rusia

Rusia, que no se unió formalmente al Acuerdo de París hasta 2019, presentó su primera NDC a finales de 2020.

En ella recupera sus antiguos compromisos de llevar sus emisiones en 2030 a un 70% del nivel de 1990, es decir, un descenso del 30%. Para el CAT, es muy insuficiente.

El presidente Vladimir Putin prometió después reforzar su lucha contra el calentamiento y evocó un objetivo de neutralidad de carbono para 2060.

Japón

Japón se comprometió en 2016 a reducir sus emisiones en un 26% de cara a 2030 respecto a la situación de 2013. Su nueva contribución de marzo de 2020 no modificó esta cifra.

El primer ministro Yoshihide Suga, llegado al poder después, reforzó sus compromisos. La nueva NDC de octubre de 2021 eleva el objetivo a una bajada del 46% para 2030, en línea con un planeta a +2 ºC, según el CAT.

¿Y el resto del G20?

Entre el resto de grandes países emisores, Brasil, México, Australia, Corea del Sur e Indonesia presentaron compromisos revisados, pero sin reforzar su objetivo, según expertos.

De hecho, los nuevos NDC de México y Brasil conducirían a un aumento de emisiones, según un informe reciente de la ONU.

Por contra, Argentina, Sudáfrica y Canadá se fijaron metas más ambiciosas.

Arabia Saudita presentó el 23 de octubre su nueva NDC, asegurando que duplica sus compromisos, pero todavía no ha sido evaluada por expertos.

Turquía viene de anunciar su ratificación del Acuerdo de París, abriendo el camino a la presentación de su primera NDC.

El G20, cuyos dirigentes se reúnen este fin de semana en Roma, es responsable de tres cuartas de las emisiones mundiales, con lo que la actuación de este grupo es primordial para evitar un calentamiento por debajo de +1,5 ºC.

Neutralidad de carbono

El Acuerdo de París evoca también el objetivo de "equilibrio" entre emisiones y absorción de gases de efecto invernadero "a lo largo de la segunda mitad del siglo".

Bajo presión de la ONU, cada vez más países se comprometen con esta neutralidad de carbono, la mayoría para 2050, aunque otros para 2045 o 2060.

Excluyendo las promeses vacuas, 49 países, que representan un 57% de las emisiones mundiales (entre ellos la Unión Europea y Estados Unidos), se comprometieron formalmente a ello, según el último informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

En cualquier caso, ya sea para alcanzar la neutralidad de carbono o esperar limitar el calentamiento a +1,5 ºC, hacen falta a corto plazo planes coherentes y creíbles para reducir las emisiones de CO2 en un 45% hasta 2030, insiste la ONU.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos