Desde Toulon (Francia) (AFP)

La certificadora de prótesis mamarias PIP es condenada a pagar 60 M de euros a víctimas

Un tribunal francés condenó este viernes a la compañía alemana de control TÜV, certificadora de las prótesis mamarias fraudulentas PIP, muchas de ellas vendidas en América Latina, a indemnizar con 60 millones de euros a los 20.000 demandantes.

Francia, juicio, fraude, salud
Un implante mamario de PIP el 28 de marzo de 2013 en Marsella, Francia - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Un tribunal francés condenó este viernes a la compañía alemana de control TÜV, certificadora de las prótesis mamarias fraudulentas PIP, muchas de ellas vendidas en América Latina, a indemnizar con 60 millones de euros a los 20.000 demandantes.



El escándalo de las prótesis mamarias de la compañía Poly Implant Prothèse (PIP) fue descubierto en marzo de 2010. La empresa utilizaba un gel de silicona no homologado para uso médico en vez del gel Nusil autorizado, que declaraba utilizar. La empresa certificadora alemana se limitaba controlar los documentos del fabricante, y no la silicona utilizada.

#Francia #Juicio #Fraude #Salud


Te puede interesar



Quantcast