Desde Teherán (AFP)

Irán, aún sacudido por "algunos" disturbios a causa del alza del precio del combustible

Irán seguía sacudido este lunes por "algunos" disturbios, según el gobierno de Teherán, que defendió que la situación iba volviendo a la normalidad tras varios días de violencia provocada por el anuncio de una subida del precio del combustible.

Iran, politics, petrol, demonstration, US
El tráfico en la plaza Tajrish, en el norte de Teherán, el 18 de noviembre de 2019 - AFP/AFP
Anterior Siguiente

Irán seguía sacudido este lunes por "algunos" disturbios, según el gobierno de Teherán, que defendió que la situación iba volviendo a la normalidad tras varios días de violencia provocada por el anuncio de una subida del precio del combustible.

Oficialmente, se confirmaron dos decesos desde que empezaron las protestas el viernes por la noche, un civil y un policía, aunque otras ocho personas podrían haber perdido la vida a tenor de las informaciones publicadas por varias agencias iraníes que, sin embargo, no ofrecieron fuentes ni demasiados detalles.

En un comunicado, los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite de la República Islámica, advirtieron que estaban dispuestos a "reaccionar de forma decisiva [...] frente a una continuación de la inseguridad y de acciones que perturben la paz social", después de que las protestas comportaran el corte de carreteras y el incendio de varios edificios.

Previamente, el gobierno iraní había afirmado este lunes que la situación a nivel nacional es "más tranquila en un 80%" respecto a la víspera. "Hay aún algunos problemas menores, pero mañana o pasado mañana ya no tendremos ningún problema de disturbios" declaró a la prensa el portavoz del gobierno, Ali Rabii.

noticia
Una estación de servicio incendiada por manifestantes iraníes en Eslamshahr, cerca de Teherán, el 17 de noviembre de 2019 (AFP/AFP)

Con todo, resulta difícil evaluar el estado real de la situación en todo el país, por culpa de los cortes de internet -al que no se podía acceder en gran medida el lunes por la noche- desde hace varios días.

"El nivel de conexión con el mundo exterior es tan solo del 5% respecto a niveles normales" en Irán, señaló en Twitter la oenegé Netblocks, que efectúa un seguimiento de la libertad de acceso a internet en todo el mundo.

Según las agencias iraníes, al menos 25 ciudades se vieron afectadas por los disturbios, que estallaron horas después de que se anunciara una reforma del modo de subvencionar la gasolina, pensada para beneficiar a las familias más desfavorecidas, pero que debía acompañarse de un fuerte aumento del precio del carburante, de al menos el 50%.

Las autoridades de la República Islámica informaron haber detenido a más de 200 personas.

Unos acontecimientos que coinciden con una crisis económica en el país agravada por la retirada unilateral de Estados Unidos en 2018 del acuerdo sobre el programa nuclear iraní, que provocó el retorno de sanciones contra Teherán, lo que genera graves consecuencias económicas y ahonda el enfrentamiento entre los dos países.

La moneda, el rial, se ha depreciado fuertemente, la inflación supera el 40% y el FMI prevé para este año una caída del PIB de Irán del 9,5%.

Este lunes, Irán criticó el "apoyo" de Estados Unidos "a un grupo de amotinados", y condenó los comentarios "intervencionistas" de Washington, en un comunicado del ministerio iraní de Relaciones Exteriores.



La víspera, la Casa Blanca había condenado a Irán por el uso de la "fuerza letal" contra manifestaciones en las protestas por la subida del precio de la gasolina.

"Estados Unidos apoya al pueblo iraní en sus protestas pacíficas contra el régimen que debe dirigirlo", dijo en un comunicado la portavoz del Ejecutivo, Stephanie Grisham.

- Sin internet -

Este lunes hubo más reacciones a la situación en Irán: Alemania exhortó a la República islámica a respetar las manifestaciones "legítimas", mientras que Turquía expresó el deseo de que "vuelva la calma lo más rápido posible" a su país vecino.

Por su parte, Francia afirmó que estaba siguiendo "la situación atentamente" y que "lamenta la muerte de varios manifestantes".

Por otra parte, la agencia iraní Fars, cercana a los conservadores y que cita a una "fuente gubernamental", dijo que aún era difícil saber cuándo se levantarán las restricciones de acceso a internet.

La medida que originó las manifestaciones implica un aumento del precio de la gasolina en 50% para los primeros 60 litros comprados cada mes --de 10.000 a 15.000 riales, unos 11 céntimos de euro--, y en un 300% para los litros siguientes.

Las autoridades aseguran que los ingresos obtenidos beneficiarán a los 60 millones de iraníes más desfavorecidos, sobre una población total de 83 millones.

Además, las protestas tuvieron lugar meses antes de que se celebren elecciones legislativas, previstas en febrero.

El domingo, el presidente iraní, Hasan Rohani, afirmó que el Estado no debe "permitir la inseguridad" frente a los "disturbios".

"Manifestar su descontento es un derecho, pero la manifestación es una cosa y el disturbio es otra", declaró Rohani en un consejo de ministros, según un comunicado de la presidencia.

#Iran #Politics #Petrol #Demonstration #Us


Te puede interesar