Desde Ciudad de Guatemala (AFP)

Guatemala: Indígenas exigen solución a desalojo violento en 2011

Indígenas y campesinos del norte de Guatemala protestaron este martes en el centro de la capital para exigir al presidente Otto Pérez la reubicación de 629 familias afectadas por un desalojo violento en marzo de 2011.

Guatemala, indígenas, derechos
Una mujer indígena en el cementerio municipal de Santiago, departamento de Sacatepéquez, unos 40 km al oeste de Ciudad de Guatemala, el 1 de noviembre de 2014. - AFP/AFP/Archivos
Anterior Siguiente

Indígenas y campesinos del norte de Guatemala protestaron este martes en el centro de la capital para exigir al presidente Otto Pérez la reubicación de 629 familias afectadas por un desalojo violento en marzo de 2011.

"Casi 4 años después de los desalojos (los indígenas) siguen sin tierra, sin vivienda, sin alimentos", dijo a periodistas Hermelindo Choc, representante del Comité de Unidad Campesina (CUC), durante la manifestación frente a la Casa Presidencial.

Entre el 15 y el 19 de marzo de 2011 las fuerzas de seguridad desalojaron a 14 comunidades asentadas en el Valle del Polochic, entre los norteños departamentos de Izabal y Alta Verapaz, tras un reclamo judicial de una empresa dedicada al cultivo de palma africana y caña de azúcar.

La acción policial, ocurrida durante la administración del presidente Álvaro Colom (2008-2012), dejó el saldo de un campesino muerto, varios heridos y detenidos.



En la protesta, los representantes de casi 5.000 indígenas leyeron frente a un monigote del presidente Pérez una carta enviada por un centenar de entidades sociales de Latinoamérica y Europa que respaldan el reclamo de los pobladores.

"¡Queremos una vivienda digna!", demandaron los manifestantes, quienes explicaron que utilizaron la figura representativa del presidente debido a que este no los ha atendido.

De acuerdo con los dirigentes campesinos, Pérez se comprometió hace un año a reubicar a las familias, de las cuales solo 140 han sido trasladadas a otros sitios, mientras que 629 continúan en la incertidumbre, algunos con otros familiares o en casas alquiladas.

#Guatemala #Indígenas #Derechos


Te puede interesar