Desde Londres (AFP)

Gobierno británico acusa a organismo de transportistas por escasez de combustible

El ministro de Transportes británico, Grant Shapps, acusó este domingo a un sindicato que representa a los transportistas de "haber desencadenado" la escasez de combustible en el Reino Unido, tras la decisión del gobierno de brindar 5.000 visados a conductores extranjeros para paliar la crisis.

GB, gobierno, sindicatos, transporte, gasolina, energía, migración
Dos camiones van en dirección del área de transbordadores del Túnel del Canal de la Mancha para seguir hacia el Reino Unido, el 4 de enero de 2021 en Coquelles, en Calais, Francia. - AFP/AFP
Anterior Siguiente

El ministro de Transportes británico, Grant Shapps, acusó este domingo a un sindicato que representa a los transportistas de "haber desencadenado" la escasez de combustible en el Reino Unido, tras la decisión del gobierno de brindar 5.000 visados a conductores extranjeros para paliar la crisis.

"Una de las organizaciones representantes de los transportistas (camioneros) ha brindado un informe irresponsable (respecto a posible escasez), lo que ayudó a desencadenar la crisis", afirmó el ministro este domingo ante las cámaras de Sky News, denunciando una "situación premeditada" a través de un gesto "inútil y contraproducente".

En estos últimos días, muchas gasolineras han cerrado y se forman filas interminables frente a otras.

Muchos británicos británicos desoyen los llamados del gobierno a mantener la calma ante la escasez de carburante, que también afecta al sector agroalimentario, y ha sido provocada por la falta de unos 100.000 camioneros a raíz del Brexit y la pandemia de coronavirus.

Desde hace meses, muchos sectores advertían de esta situación, pero el ministro de Transportes ha atribuido la responsabilidad a una organización representante de camioneros.

"Hace unos diez días atrás hubo una reunión en la cual una de las asociaciones (sindicatos) de transportistas decidió dar a conocer los detalles a los medios de comunicación", aseveró, "y esto generó un alto grado de inquietud, puesto que la gente reacciona naturalmente ante este tipo de cosas", añadió.

El ministro no nombró al sindicato en concreto, pero una fuente gubernamental confió al Mail on Sunday que la Asociación de Transporte por Carretera es "totalmente responsable de este pánico y caos actual".

Shapps además acusó a las asociaciones del sector de "querer a toda costa" contratar "más choferes europeos, lo que hace disminuir los salarios de los británicos".

La víspera, el gobierno se vio obligado a otorgar hasta 10.500 visas de trabajo temporal, de las cuales 5.000 están reservadas para camioneros: un giro inesperado en política de inmigración profesional tras el Brexit, mientras el gobierno del primer ministro Boris Johnson continúa insistiendo en que el Reino Unido ya no depende de la mano de obra extranjera.





Te puede interesar
Este sitio usa imágenes de Depositphotos